Acné vulgar

Acné vulgar
Clasificación Internacional (CIE) L70.-

Básico

Con el inicio de la pubertad, muchos adolescentes empiezan a tener problemas con su piel. El a menudo odiado acné hace que unos y otros se pasen una eternidad en el baño. Se utilizan exfoliaciones, lociones de lavado, barritas para los granos y cremas especiales para la piel en un intento de controlar la enfermedad cutánea.

En medicina, el acné vulgar es una enfermedad de la piel del folículo piloso provocada por varias causas. Como resultado, el contenido del folículo queda retenido y puede inflamarse, provocando la formación de las típicas pústulas. Afecta principalmente a los adolescentes en la pubertad. La enfermedad suele curarse en pocos años, pero en algunas personas persiste hasta los 30 años.

Al tratarse de una enfermedad de las glándulas sebáceas, el acné vulgar se da principalmente en zonas de la piel que tienen muchas glándulas sebáceas. No sólo en la cara, sino también en el cuello, el pecho y la espalda.

El término "acné" es en realidad un término colectivo para todas las enfermedades de las glándulas sebáceas y los folículos pilosos que van acompañadas de la formación de nódulos. Lo que comúnmente se entiende por acné es el acné vulgar, también llamado acné simple.

Causas

Las causas del acné son muy complejas y tienen varios niveles. Deben coincidir varios criterios para que se desarrolle la enfermedad de la piel. Algunos de estos factores se analizan a continuación.

Factores hormonales

La aparición exclusiva del acné vulgar durante la pubertad hasta la tercera década de la vida puede explicarse por el hecho de que las hormonas desempeñan un papel extremadamente importante. Son principalmente los cambios hormonales que se producen durante la pubertad los que desencadenan el acné. Las hormonas sexuales masculinas, los andrógenos, desempeñan un papel predominante, por lo que los niños suelen estar más afectados por el acné que las niñas.

Factores genéticos

Además de las hormonas, que son similares en todos los adolescentes, la predisposición genética también desempeña un papel importante. Aunque no se da el caso de que la disposición para el acné vulgar se transmita directamente de padres a hijos, se puede observar una acumulación familiar. Esto indica que la tendencia al acné se hereda a través de un mecanismo complejo.

Trastorno de queratinización folicular

Para que se desarrolle el acné vulgar, también hay que sufrir un trastorno de queratinización folicular. Esto hace que los poros de los folículos pilosos se obstruyan, lo que puede hacer que el material de su interior se inflame.

Agrandamiento de las glándulas sebáceas

Además, las glándulas sebáceas también deben aumentar de tamaño y, por tanto, producir más sebo.

Colonización bacteriana

Toda inflamación también necesita un patógeno. En el caso del acné vulgar, son las bacterias las que viven en nuestra piel. Esto puede sonar repulsivo a primera vista, pero necesitamos los microorganismos que colonizan nuestra piel para mantenernos sanos. La mayoría de estas bacterias son completamente inofensivas para nosotros, al menos mientras permanecen en la piel. Sin embargo, algunos de ellos producen sustancias que hacen que las glándulas sebáceas se inflamen más fácilmente. Estos favorecen el desarrollo del acné vulgar.

Inflamación y reacción inmunitaria

Por último, pero no menos importante, la forma en que el cuerpo reacciona a los estímulos inflamatorios también desempeña un papel importante. El acné vulgar es mucho más pronunciado cuando el sistema inmunitario tiende a reaccionar de forma exagerada. Entonces se desarrollan con mucha más facilidad las inflamaciones, que luego se hacen visibles en la piel en forma de pústulas llenas de pus.

Síntomas

Debido a la gran prevalencia del acné vulgar en nuestra población, probablemente sea obvio para todos a primera vista si alguien sufre la enfermedad. Sin embargo, para poder llevar a cabo un tratamiento eficaz, hay que comprobar exactamente si se trata realmente de acné vulgar o de una de las otras formas.

Formación de puntos negros

En el acné vulgar, la retención se produce en las aberturas de los folículos sebáceos. En medicina, se entiende por retención diversos mecanismos que hacen que se retengan líquidos, tejidos u otras sustancias en algún lugar. En el acné vulgar se produce una oclusión de los folículos de las glándulas sebáceas, que se da principalmente en la cara, el pecho, la espalda y el cuello.

Estas oclusiones de los folículos sebáceos se hacen entonces visibles como manchas negruzcas o blanquecinas. Los folículos negros descoloridos son los que todavía están abiertos, los blanquecinos descoloridos están completamente cerrados.

Zonas de la piel especialmente afectadas

Como ya se ha mencionado, el acné vulgar suele aparecer tanto en la cara como en el cuello, la espalda y el pecho. Sin embargo, hay regiones de la cara que se ven afectadas con especial frecuencia por los puntos negros. Se trata de la frente, los pliegues nasolabiales, la nariz y la región alrededor de la boca.

Por supuesto, es especialmente desagradable que el acné vulgar se produzca muy raramente de forma aislada. Por lo general, varias zonas de la piel se ven afectadas por las inflamaciones dolorosas y cosméticamente desfavorables.

Pústulas y pápulas inflamatorias

Además de los puntos negros, el acné vulgar se caracteriza por la presencia de pústulas y pápulas. Las pústulas son ampollas que se encuentran directamente bajo la piel y están llenas de pus. También se conocen como pústulas o granos. Las pápulas son nódulos bajo la piel que pueden tener el tamaño de un guisante. Si las pápulas están inflamadas, suelen mostrar una decoloración rojiza y son sensibles al dolor. Con el tiempo, se convierten en pústulas.

Otra característica que define al acné vulgar es que todos los síntomas de la piel aparecen al mismo tiempo. Así, se encuentran puntos negros abiertos y cerrados, así como pápulas y pústulas en diferentes fases de curación.

Provocación de síntomas

Hay varios factores que pueden hacer que el acné empeore. Entre ellas, el trabajo en un entorno húmedo, así como el contacto de la piel con grasas, aceites y agua clorada. En las mujeres, el acné puede empeorar durante la menstruación porque la piel segrega más sebo durante este periodo.

Como todo adolescente debe escuchar a menudo, apretar los granos también agrava la piel. Esto favorece la inflamación, lo que empeora el acné en general.

Por último, pero no menos importante, los medicamentos y los productos químicos desempeñan un papel importante en el agravamiento del acné. Por lo tanto, siempre hay que mencionar que se sufre de acné severo cuando se acude al médico para un tratamiento a largo plazo.

Diagnóstico

El diagnóstico del acné vulgar se realiza mediante la evaluación de los síntomas descritos. No es necesario realizar más pruebas y exámenes, en la mayoría de los casos se trata de un simple diagnóstico ocular.

Curso del acné vulgar

La evolución del acné no suele ser predecible. Mientras que algunas personas se curan en pocos meses, otras quedan afectadas durante muchos años.

La inflamación también puede dar lugar a la formación de cicatrices, que suelen ser visibles durante el resto de la vida del paciente. Hay que tener en cuenta que el tipo de cicatrización puede variar mucho de una persona a otra.

Carga psicológica

No obstante, el diagnóstico por parte de un especialista es de gran importancia. Sólo entonces se puede considerar una terapia que influya positivamente en el aspecto de la piel. Y esto no sólo es de gran importancia en lo que respecta a la prevención de las cicatrices. Para muchos jóvenes, estar afectado por un acné vulgar grave es también una pesada carga psicológica. Esto puede conducir no sólo a una disminución de la autoestima, sino sobre todo al retraimiento social.

Terapia

La terapia del acné debe adaptarse siempre a la gravedad individual y a la velocidad de desarrollo de la enfermedad. Es más eficaz cuando se combinan varios enfoques terapéuticos entre sí.

La terapia debe considerarse especialmente si uno sufre de granos grandes y muy inflamados o si se desarrollan cicatrices de acné. También está indicada una visita al médico si aparecen manchas oscuras después de que las pústulas se hayan curado, o si los cambios en la piel provocan mucho estrés psicológico.

Tratamiento local del acné

Para el tratamiento del acné se utilizan principalmente jabones y lociones, que deben evitar la formación de puntos negros o modificar la colonización bacteriana de la piel. Para ello, suele ser necesario limpiar la piel dos veces al día con los productos médicos.

Se utilizan principalmente los llamados retinoides tópicos. Estos previenen principalmente la formación de puntos negros, lo que también detiene la inflamación. Una pequeña desventaja de los retinoides es que a menudo empeoran la piel cuando se inicia el tratamiento, ya que se produce un breve brote de acné vulgar. Sin embargo, esto suele remitir en pocas semanas.

Alternativamente, el peróxido de benzoilo puede utilizarse como una suspensión o gel de lavado. Es muy eficaz, se puede combinar bien con otros remedios y no es resistente.

Los antibióticos también pueden aplicarse por vía tópica, es decir, directamente sobre la piel, especialmente en los casos de formación frecuente de pápulas. Especialmente la clindamicina y la eritromicina se utilizan a menudo.

Por último, pero no menos importante, el ácido azelaico también se utiliza para prevenir los puntos negros y la inflamación. Sin embargo, apenas tiene efectos positivos sobre el aumento del flujo de sebo, por lo que debe combinarse definitivamente con otros preparados.

Tratamiento sistémico

Si la aplicación de las sustancias descritas anteriormente sobre la piel no tiene el efecto deseado, también se puede llevar a cabo una terapia sistémica. En este caso, el principio activo no sólo se distribuye en la región afectada, sino en todo el cuerpo a través del torrente sanguíneo.

La aplicación sistémica de antibióticos ha demostrado ser especialmente eficaz. Las tetraciclinas se utilizan principalmente para esto. Al cabo de dos o tres meses, la apariencia de la piel debería mejorar claramente. Entonces se puede reducir la dosis, pero el preparado no debe interrumpirse prematuramente.

Especialmente las mujeres con acné grave se benefician de la administración de estrógenos, que impiden la producción de sebo. Suelen combinarse con antiandrógenos, es decir, sustancias que impiden el efecto promotor de los andrógenos sobre el acné. Sin embargo, la aplicación debe hacerse definitivamente en consulta con un ginecólogo para evitar efectos negativos en el ciclo menstrual.

Los retinoides mencionados anteriormente también pueden administrarse por vía sistémica, lo que conduce rápidamente a una mejora significativa del aspecto. Sin embargo, no deben combinarse con las tetraciclinas.

Comportamiento de apoyo

Además del tratamiento medicinal del acné, todavía hay algunas formas de prevenir el desarrollo de pústulas y pápulas o de acelerar su curación.

Sobre todo, un aseo adecuado para el acné puede ser muy útil. Para ello, se pueden utilizar exfoliantes medicinales u otras lociones una o dos veces por semana. El uso de productos para el cuidado de la piel con ácidos frutales, ácido salicílico o ácido láctico también puede mejorar el aspecto de la piel. No obstante, hay que tener en cuenta que su excesiva higiene facial suele provocar un empeoramiento de los síntomas.

También se puede conseguir una mejora mediante el lavado frecuente del cabello. Además, hay que asegurarse de que el pelo no cuelgue hacia la cara. Esto podría irritar la piel y, sobre todo, esparcir el sebo del cabello en la cara, lo que luego conduce a la obstrucción de los poros de nuevo.

La eliminación de los puntos negros no debe ser realizada por uno mismo, sino preferiblemente por una esteticista capacitada. De lo contrario, el acné sólo empeorará.

Para el cuidado principal de la piel, deben utilizarse productos a base de agua. Los productos aceitosos o grasos sólo conducen a una mayor obstrucción de los folículos sebáceos y, por tanto, a un agravamiento de los síntomas.

La influencia de la dieta aún no se ha demostrado claramente, pero muchas personas consideran que la cafeína, el chocolate, el alcohol, la nicotina o la carne de cerdo exacerban los síntomas.

Tratamiento de las cicatrices del acné

El tratamiento temprano y agresivo del acné vulgar es especialmente importante porque las cicatrices de acné existentes apenas pueden tratarse. Aunque hay varios métodos para mejorarlos, en general sólo tienen un éxito moderado.

No obstante, merece la pena probar uno u otro tratamiento contra las cicatrices del acné, porque es posible que las propias cicatrices puedan al menos reducirse de forma significativa. Los métodos más eficaces para tratar las cicatrices del acné son la terapia láser, la dermoabrasión, la crioterapia y las inyecciones de colágeno.

Previsión

Gracias a los nuevos enfoques terapéuticos, el pronóstico del acné vulgar es muy bueno hoy en día. Especialmente en los casos graves, también tiene sentido utilizar una terapia farmacológica que mejore el aspecto de la piel de forma rápida y eficaz. Combinando varias sustancias activas con una higiene sensata del acné, el aspecto de la piel puede mejorar considerablemente en muy poco tiempo. Y esto también tiene un efecto positivo en la apariencia y la confianza en sí mismo del adolescente.

Para optimizar aún más el pronóstico, es importante que la terapia se inicie pronto y no se interrumpa prematuramente. De lo contrario, se producirá rápidamente una recaída y el acné vulgar hará un nuevo ataque.

Principios editoriales

Toda la información utilizada para los contenidos procede de fuentes verificadas (instituciones reconocidas, expertos, estudios de universidades de renombre). Concedemos gran importancia a la cualificación de los autores y a la base científica de la información. Así nos aseguramos de que nuestra investigación se base en hallazgos científicos.

Danilo Glisic

Danilo Glisic
Autor

Como estudiante de biología y matemáticas, le apasiona escribir artículos de revista sobre temas médicos de actualidad. Debido a su afinidad por los números, los datos y los hechos, se centra en la descripción de resultados relevantes de ensayos clínicos.

El asistente personal de medicamentos

afgis-Qualitätslogo mit Ablauf Jahr/Monat: Mit einem Klick auf das Logo öffnet sich ein neues Bildschirmfenster mit Informationen über Medikamio GmbH & Co KG und sein/ihr Internet-Angebot: medikamio.com/ This website is certified by Health On the Net Foundation. Click to verify.
Medicamentos

Busca aquí nuestra extensa base de datos de medicinas de la A a la Z, con efectos e ingredientes.

Sustancias

Todas las sustancias activas con su aplicación, composición química y medicinas en las que están contenidas.

Enfermedades

Causas, síntomas y opciones de tratamiento para enfermedades y lesiones comunes.

El contenido que se muestra no sustituye al prospecto original del medicamento, especialmente en lo que respecta a la dosis y el efecto de cada uno de los productos. No podemos asumir ninguna responsabilidad por la exactitud de los datos, ya que los datos se han convertido en parte de forma automática. Siempre se debe consultar a un médico para el diagnóstico y otras cuestiones de salud. Más información sobre este tema se puede encontrar aquí.