Cáncer de esófago (carcinoma de esófago)

Cáncer de esófago (carcinoma de esófago)
Clasificación Internacional (CIE) C15.-
Síntomas Dificultad para tragar, Silla de alquitrán, Vómito de sangre, eructos frecuentes, Acidez de estómago, Sensación de presión en el pecho
Posibles factores de riesgo Alcohol, Fumar, dieta muy picante, dieta alta en grasas, enfermedad por reflujo gastroesofágico

Básico

El cáncer de esófago, también llamado carcinoma esofágico, es un crecimiento excesivo e incontrolado de células degeneradas en el esófago. Cuanto más avanza la enfermedad, mayor es la probabilidad de que el carcinoma crezca en los órganos o ganglios linfáticos circundantes o forme colonias en órganos más lejanos (es decir, metástasis a distancia). En general, los hombres desarrollan cáncer de esófago con más frecuencia que las mujeres. Entre todos los cánceres, el de esófago se produce con una frecuencia del dos por ciento en los hombres y del 0,6 por ciento en las mujeres. El cáncer de esófago aparece antes en los hombres, con una edad media de aparición de 67 años, que en las mujeres, que desarrollan la enfermedad por término medio a los 80 años. Sin embargo, esto no significa que los jóvenes no puedan desarrollar un cáncer de esófago. Alrededor del 25% de los afectados tienen menos de 60 años cuando se les diagnostica. El cáncer de esófago puede dividirse en diferentes subtipos según la línea celular de la que surja:

  • El carcinoma de células escamosas surge de células alteradas de la mucosa del esófago que tienen un potencial de crecimiento excesivo.
  • El adenocarcinoma surge de células que pertenecen al tejido glandular del esófago.

En la mayoría de los casos, unos dos tercios, el carcinoma de esófago es un carcinoma de células escamosas. En un tercio de los casos, el responsable de la enfermedad es un adenocarcinoma. Sin embargo, en los últimos años ha aumentado la tasa de adenocarcinoma.

Causas

En la actualidad se conocen varios factores de riesgo que favorecen la aparición del cáncer de esófago:

  • Tanto el consumo de alcohol como el tabaquismo pueden aumentar significativamente el riesgo de desarrollar un carcinoma de células escamosas. Especialmente el consumo simultáneo de alcohol y cigarrillos conlleva un alto riesgo de enfermedad.
  • El consumo constante de platos muy picantes o excesivamente calientes también favorece la aparición del cáncer de esófago.
  • Las sustancias que provocan lesiones y cicatrices en la mucosa esofágica, como los ácidos, los álcalis y también las radiaciones, pueden causar cáncer de esófago.
  • La llamada enfermedad por reflujo gastroesofágico, en la que el ácido del estómago entra en el esófago y que suele ir acompañada de ardor de estómago, puede dar lugar a una transformación de la mucosa (esófago de Barrett) y posteriormente a adenocarcinomas.
  • Otro factor de riesgo son los alimentos muy grasos, sobre todo porque pueden provocar la enfermedad por reflujo gastroesofágico al cabo de cierto tiempo.

Síntomas

En las primeras fases, el carcinoma de esófago no suele causar ningún síntoma. Sólo a medida que la enfermedad avanza suelen aparecer síntomas bastante inespecíficos:

  • Acidez de estómago
  • Presión en el pecho
  • Es difícil tragar alimentos y líquidos. Muchos pacientes tienen la sensación de que la pulpa de los alimentos se atasca en el esófago. El estrechamiento del esófago provocado por el tumor es el factor desencadenante: si bien al principio el síntoma sólo es perceptible cuando se ingieren alimentos sólidos, en las últimas fases puede extenderse también al tomar alimentos blandos y líquidos.
  • Regurgitación repetida de moco y pulpa de alimentos.
  • Vómitos de sangre o heces de color negro (es decir, heces alquitranadas).

Además, el esófago puede causar dolor debido a las contracciones espasmódicas. Sin embargo, hay que tener en cuenta que síntomas como la dificultad para tragar, la pérdida de peso y la ronquera al hablar sólo se producen en las últimas fases de la enfermedad.

Diagnóstico

A partir de los síntomas descritos, los antecedentes, los posibles factores de riesgo y la exploración física, el médico puede tener ya una conjetura en algunos casos, pero el diagnóstico definitivo sólo puede hacerse mediante procedimientos de examen especiales:

Por ejemplo, un cambio en la mucosa puede observarse mediante un examen endoscópico del esófago (endoscopia). Si hay anomalías, se suele tomar una pequeña muestra de tejido (biopsia) y se examina al microscopio para determinar si hay cáncer.

Sin embargo, es más fácil realizar un examen de ingestión de bario, en el que se ingiere un medio de contraste para rayos X y se toma una radiografía. Esto también ayuda a detectar cambios en la membrana mucosa.

Si se puede diagnosticar el cáncer de esófago a partir de una muestra de tejido, es necesario realizar la llamada estadificación. Los procedimientos de diagnóstico por imagen, como el TAC, la ecografía o la resonancia magnética, se utilizan para determinar hasta dónde se ha extendido el cáncer de esófago o si ya ha afectado a los ganglios linfáticos u órganos circundantes.

La endosonografía también puede utilizarse para diagnosticar el cáncer de esófago o para examinar la extensión del tumor. Se trata de un aparato especial de ultrasonidos que se introduce en el esófago -similar a un endoscopio- y que proporciona imágenes más precisas de la mucosa y la zona circundante.

Otros métodos de diagnóstico:

  • Broncoscopia (observación de la tráquea y los bronquios):

Este tipo de endoscopia se realiza cuando existe la sospecha de un tumor encarnado en la tráquea o los bronquios. Se coloca un tubo fino y flexible a través de la fosa nasal hasta la tráquea y los bronquios. Con la ayuda de un dispositivo óptico, el médico puede examinar las membranas mucosas y también realizar una biopsia. Antes de realizar el diagnóstico, a veces se administra al paciente un medicamento sedante.

  • Laparoscopia (examen de la cavidad abdominal):

La laparoscopia es adecuada como herramienta de diagnóstico para ciertos casos de carcinoma de esófago. El carcinoma en la parte inferior del esófago o en la entrada del estómago puede ser examinado más de cerca.

Terapia

El tipo de tratamiento depende esencialmente de la evolución del cáncer.

Extirpación quirúrgica

Sólo la cirugía para extirpar el tumor por completo puede curar el cáncer de esófago. Dependiendo de la localización y la extensión del cáncer de esófago, puede ser necesario extirpar partes del esófago. Si hay que extirpar todo el esófago, se puede convertir parte del estómago y utilizarlo como sustituto del esófago.

Si el cáncer de esófago está más localizado en la región del cuello, se puede utilizar parte del intestino delgado como puente tras la resección satisfactoria del carcinoma. Si el tumor aún se limita a la mucosa y no ha penetrado en capas más profundas, también puede eliminarse con otros procedimientos, por ejemplo, por vía endoscópica o mediante un tratamiento con láser.

Si no es posible extirpar el tumor o el esófago por completo, tras la intervención quirúrgica debe administrarse radioterapia o una combinación de radio y quimioterapia.

Radioterapia

La radioterapia se utiliza principalmente para el cáncer de esófago si el tumor es inoperable y las dificultades graves para tragar son una prioridad. En casos especiales, es posible incluso lograr la curación sin cirugía, pero sólo mediante una combinación de radioterapia y quimioterapia. El carcinoma de células escamosas, en particular, es sensible a la radioterapia. Normalmente, el esófago se irradia desde el exterior a través del pecho, pero a veces también puede irradiarse desde el interior.

Quimioterapia

La quimioterapia no es el tratamiento de elección para el cáncer de esófago, ya que los cánceres de esófago no responden bien a ella. Sin embargo, la quimioterapia se utiliza cuando el cáncer está en una fase avanzada o es inoperable. La quimioterapia se utiliza entonces como terapia paliativa, es decir, para prolongar la vida o aliviar los síntomas, pero no puede curar la enfermedad.

Otro campo de aplicación de la quimioterapia es el tratamiento neoadyuvante. En este caso, se administra una combinación de quimioterapia y radiación antes de una operación planificada para reducir la propagación del tumor y aumentar así las posibilidades de éxito de la operación. El uso de esta combinación de radioterapia y quimioterapia también puede ser útil después de la cirugía para reducir el riesgo de recidiva.

Stent y sonda de alimentación

El tumor puede hacer que el esófago se estreche, dificultando la alimentación. En este caso, se puede insertar una prótesis de alambre (stent) para mantener el esófago abierto. Si no se puede colocar una endoprótesis porque el estrechamiento es demasiado grave, se puede introducir una sonda gástrica a través de la piel de la pared abdominal directamente en el estómago.

Previsión

El pronóstico del cáncer de esófago depende en gran medida del diagnóstico precoz. Si el tumor se descubre en una fase temprana y se trata u opera en consecuencia, la persona afectada tiene muchas posibilidades de recuperarse. La tasa de supervivencia a 5 años, es decir, el número de pacientes que siguen vivos 5 años después del diagnóstico, es de aproximadamente el 20%.

Si no hay perspectivas de curación completa, se suele llevar a cabo un tratamiento paliativo, es decir, el objetivo principal es reducir los síntomas.

Principios editoriales

Toda la información utilizada para los contenidos procede de fuentes verificadas (instituciones reconocidas, expertos, estudios de universidades de renombre). Concedemos gran importancia a la cualificación de los autores y a la base científica de la información. Así nos aseguramos de que nuestra investigación se base en hallazgos científicos.

Danilo Glisic

Danilo Glisic
Autor

Como estudiante de biología y matemáticas, le apasiona escribir artículos de revista sobre temas médicos de actualidad. Debido a su afinidad por los números, los datos y los hechos, se centra en la descripción de resultados relevantes de ensayos clínicos.

El asistente personal de medicamentos

afgis-Qualitätslogo mit Ablauf Jahr/Monat: Mit einem Klick auf das Logo öffnet sich ein neues Bildschirmfenster mit Informationen über Medikamio GmbH & Co KG und sein/ihr Internet-Angebot: medikamio.com/ This website is certified by Health On the Net Foundation. Click to verify.
Medicamentos

Busca aquí nuestra extensa base de datos de medicinas de la A a la Z, con efectos e ingredientes.

Sustancias

Todas las sustancias activas con su aplicación, composición química y medicinas en las que están contenidas.

Enfermedades

Causas, síntomas y opciones de tratamiento para enfermedades y lesiones comunes.

El contenido que se muestra no sustituye al prospecto original del medicamento, especialmente en lo que respecta a la dosis y el efecto de cada uno de los productos. No podemos asumir ninguna responsabilidad por la exactitud de los datos, ya que los datos se han convertido en parte de forma automática. Siempre se debe consultar a un médico para el diagnóstico y otras cuestiones de salud. Más información sobre este tema se puede encontrar aquí.