Cólera

Cólera
Clasificación Internacional (CIE) A00.-

Básico

El cólera es una enfermedad diarreica grave causada por la infección de la bacteria Vibrio cholerae. La vía de transmisión es principalmente el consumo de agua potable contaminada con heces, pero en raros casos la infección también puede transmitirse directamente de persona a persona. El periodo de incubación oscila entre unas horas y hasta cinco días.

El cólera es especialmente endémico en zonas con alta densidad de población y con un suministro de agua potable y alcantarillado deficiente. Estos factores se aplican especialmente a las zonas de América del Sur, África y el Sudeste Asiático. Los casos en Europa son en su mayoría el resultado de la bacteria del cólera que se transporta desde estas regiones.

Hasta en el 85% de las infecciones de cólera no hay síntomas (lo que se denomina infección silenciosa), pero cuando la enfermedad estalla, la tasa de mortalidad es de entre el 20 y el 70% si no se trata. Una enfermedad con cólera está sujeta a cuarentena, por lo que el tratamiento adecuado sólo puede llevarse a cabo en hospitales con departamentos especiales de infecciones.

Causas

El cólera está causado por una infección con la bacteria Vibrio cholerae, que se transmite principalmente a través del agua potable contaminada con heces, y con menos frecuencia a través de alimentos contaminados. La transmisión directa de persona a persona también es posible, pero es un hecho muy raro.

El brote de cólera sólo se produce cuando un gran número de bacterias del cólera consiguen entrar en el tracto gastrointestinal. Las bacterias pasan por el estómago y luego se multiplican principalmente en el intestino delgado, donde se adhieren a las células intestinales y liberan una toxina (toxina del cólera). Esto provoca una grave pérdida de agua y electrolitos de la mucosa intestinal.

Dado que las bacterias del cólera son eliminadas por el ácido del estómago, el consumo de agua potable ligeramente contaminada no suele provocar la enfermedad. Sin embargo, esto significa que el riesgo de infección aumenta cuando se reduce la producción de ácido estomacal (por ejemplo, debido a la medicación inhibidora del ácido clorhídrico - "protección del estómago"). Además, el sistema inmunitario suele eliminar fácilmente un pequeño número de gérmenes antes de que se produzca la enfermedad. Un mal estado de salud, por ejemplo causado por la desnutrición o el SIDA, favorece la infección por cólera.

Algunas personas desarrollan una infección silenciosa. Se caracteriza por el hecho de que la persona infectada no sufre ningún síntoma, pero excreta permanentemente la bacteria del cólera con las heces y así infecta indirectamente a otras personas.

Síntomas

Si las bacterias del cólera consiguen instalarse en la mucosa del intestino delgado, multiplicarse y liberar la toxina del cólera, se producen los síntomas típicos del cólera, como la aparición repentina de fuertes dolores abdominales, vómitos y diarrea parecida a la del agua de arroz con gran pérdida de líquido (parecida a la del agua de arroz por los copos de moco blanco lechoso de las heces).

Debido a las fuertes diarreas y vómitos, el cuerpo pierde grandes cantidades de líquido (hasta 20 litros al día) y electrolitos (sales minerales como el sodio, el potasio). Esto conduce a una grave falta de líquido -llamada etapa de exsiccosis- con síntomas asociados como hipotermia y una llamativa expresión facial con mejillas hundidas y pliegues cutáneos parados. La gran pérdida de agua y electrolitos provoca ronquera y, sobre todo en la pantorrilla, calambres musculares y alteración de la conciencia. Por último, puede producirse una insuficiencia renal y la muerte por fallo circulatorio.

Diagnóstico

En el curso agudo de una infección de cólera, puede hacerse un diagnóstico fiable mediante la detección microscópica de la bacteria del cólera Vibrio cholerae en las heces. Normalmente, en el caso del cólera, las heces están formadas casi exclusivamente por agua y vibriones, pero los patógenos también pueden detectarse en bajas concentraciones y en muestras de vómito o secreciones intestinales mediante cultivo.

Sin embargo, no es necesario un diagnóstico fiable del cólera para la terapia; lo principal es tratar la enfermedad diarreica lo antes posible. En las primeras fases, el cólera se confunde fácilmente con otras enfermedades diarreicas como la salmonelosis, la shigelosis o la intoxicación alimentaria.

Terapia

En la terapia del cólera, debe asegurarse inmediatamente la ingesta de suficientes líquidos para compensar la grave pérdida de líquidos causada por la diarrea. Además, se administran suficientes electrolitos y glucosa (azúcar) como solución de bebida o infusión para absorber también la pérdida de electrolitos. La terapia con antibióticos puede acortar el curso de la enfermedad; con la sustitución oportuna de líquidos y electrolitos, el pronóstico del cólera es bueno.

La persona afectada debe ser hospitalizada inmediatamente, pero si esto no es posible, administre un líquido fuertemente endulzado, así como salado - este puede ser fácilmente preparado disolviendo varias cucharaditas de azúcar y una cucharadita rasa de sal en un litro de agua.

En caso de cólera, no es aconsejable la ingesta de preparados antidiarreicos sin terapia de la pérdida de líquidos y electrolitos.

Previsión

El cólera es fácilmente tratable si el tratamiento se inicia a tiempo, y las complicaciones son relativamente raras. Sin embargo, si no se trata, la infección es muy peligrosa y hasta en el 70% de los casos es mortal debido a la grave pérdida de agua y electrolitos. Por ello, las epidemias de cólera en los países en vías de desarrollo suelen tener consecuencias devastadoras, ya que a las malas condiciones higiénicas y la desnutrición suele sumarse una atención médica deficiente, que no puede proporcionar una terapia relativamente sencilla a los afectados.

El cólera es poco frecuente en los países industrializados; si se producen enfermedades, el agente patógeno suele haber sido traído en viajes de larga distancia.

Una vez superada la enfermedad, la inmunidad ante una nueva infección por cólera es limitada.

Prevención

Para prevenir una infección de cólera, se recomienda ante todo mantener unas buenas normas de higiene de los alimentos y del agua potable. En las zonas en peligro, sólo se debe consumir agua potable hervida y, en la medida de lo posible, se deben evitar los alimentos sin cocinar.

La vacunación contra el cólera también es posible y puede reducir el riesgo de contraer la enfermedad. La antigua vacunación intramuscular se considera anticuada e ineficaz, las nuevas vacunas orales han demostrado ser más tolerables y además ofrecen cierta protección contra la clásica diarrea del viajero.

Si, a pesar de todo, se produce el cólera, la persona afectada debe ser tratada lo antes posible. Para reducir el riesgo de nuevas infecciones, debe observarse una higiene estricta. Si es posible, los pacientes deben ser tratados en aislamiento durante la fase aguda del cólera.

Una vez superada la infección, el periodo de inmunidad es limitado: es muy posible que se produzcan múltiples infecciones durante estancias prolongadas en zonas epidémicas.

El asistente personal de medicamentos

afgis-Qualitätslogo mit Ablauf Jahr/Monat: Mit einem Klick auf das Logo öffnet sich ein neues Bildschirmfenster mit Informationen über Medikamio GmbH & Co KG und sein/ihr Internet-Angebot: medikamio.com/ This website is certified by Health On the Net Foundation. Click to verify.
Medicamentos

Busca aquí nuestra extensa base de datos de medicinas de la A a la Z, con efectos e ingredientes.

Sustancias

Todas las sustancias activas con su aplicación, composición química y medicinas en las que están contenidas.

Enfermedades

Causas, síntomas y opciones de tratamiento para enfermedades y lesiones comunes.

El contenido que se muestra no sustituye al prospecto original del medicamento, especialmente en lo que respecta a la dosis y el efecto de cada uno de los productos. No podemos asumir ninguna responsabilidad por la exactitud de los datos, ya que los datos se han convertido en parte de forma automática. Siempre se debe consultar a un médico para el diagnóstico y otras cuestiones de salud. Más información sobre este tema se puede encontrar aquí.