Demencia

Demencia
Clasificación Internacional (CIE) F03

Básico

Descripción

La demencia es un término que engloba varias enfermedades que tienen en común una disminución de la capacidad mental y un cambio de personalidad.

La enfermedad de Alzheimer es la forma más común de demencia.

En primer plano está la disminución del rendimiento de la memoria y el pensamiento. Cada vez es más difícil asimilar la nueva información y reproducirla. El olvido por sí solo no constituye una demencia.

Aumentan las dificultades de orientación y juicio (¿Dónde estoy ahora? ¿Qué está pasando?). El lenguaje y la aritmética se deterioran gradualmente. Todo esto ocurre al mismo tiempo que los cambios de personalidad. La vida cotidiana sólo puede dominarse hasta cierto punto. Actividades como la compra o las tareas domésticas se vuelven más difíciles, hasta que ya no son posibles en absoluto. Los enfermos desarrollan agresividad y desinhibición, parecen deprimidos o malhumorados, lo que supone un reto para los familiares y cuidadores.

El riesgo de desarrollar demencia aumenta drásticamente con la edad.

En el grupo de edad de 65-69 años, el 2% está afectado. En comparación, entre el 10 y el 17% de las personas de 80 a 84 años ya están afectadas. Los primeros son los mayores de 90 años, con más del 30%.

El número de personas con esta enfermedad se duplicará de aquí a 2050, ya que la proporción de personas mayores en la población total sigue aumentando. Actualmente, la demencia es ya el motivo más frecuente de ingreso en una residencia de ancianos.

Causas

La demencia es un término que engloba varias enfermedades que afectan negativamente al rendimiento mental y a la personalidad debido a cambios en el cerebro.

Enfermedad de Alzheimer

Hoy en día, la enfermedad de Alzheimer se considera la causa más común de demencia. En 1906, esta enfermedad fue descrita por el neuropsiquiatra y patólogo Alois Alzheimer y posteriormente bautizada con su nombre. Las células nerviosas del cerebro pierden su conexión normalmente muy estrecha entre sí, lo que conduce a una reducción del rendimiento del cerebro y de la memoria.

Circulación sanguínea alterada

La sustancia cerebral también puede cambiar debido a una circulación sanguínea insuficiente. En la llamada demencia vascular, se produce un deterioro espontáneo del rendimiento cerebral y de la memoria. Esto va acompañado de síntomas de un accidente cerebrovascular, como los trastornos del habla. Más raramente, estos cambios también pueden progresar lentamente.

Otras causas

También hay otras enfermedades que implican procesos de degradación similares al Alzheimer. Puede tratarse de una "demencia con cuerpos de Lewy", por ejemplo. Es el tercer tipo de demencia más común.

Otras razones para el desarrollo de la demencia pueden ser:

  • trastornos metabólicos (por ejemplo, deficiencia de vitamina B-12, enfermedad tiroidea)
  • Intoxicación crónica (por ejemplo, adicción al alcohol)
  • Daños espaciales en el cerebro (por ejemplo, tumores)
  • Infecciones del cerebro (por ejemplo, SIDA, enfermedad de Creutzfeld-Jakob)

Si se encuentra una de estas causas, la demencia suele poder tratarse. Sin embargo, a menudo no hay una sola causa. Enfermedades generalizadas como la hipertensión (presión arterial alta) o la diabetes mellitus (diabetes) pueden empeorar una demencia ya existente o incluso provocarla al dañar los vasos cerebrales.

Síntomas

El primer signo de la aparición de la demencia suele ser el deterioro de la memoria a corto plazo. Poco a poco, también se reducen capacidades como la concentración, el lenguaje y el pensamiento. Las personas afectadas se sienten cada vez más cansadas.

En las primeras etapas, los síntomas de la depresión suelen ser evidentes, especialmente cuando la persona afectada se da cuenta del deterioro por sí misma. Sin embargo, muchos enfermos no se dan cuenta de estos cambios, lo que se aplica a la mayoría de los tipos de demencia y también se denomina anosognosia.

El curso posterior se caracteriza por una intensificación de los síntomas. Los olvidos aumentan, la orientación se vuelve difícil y la vida cotidiana se convierte en un obstáculo. Ya no es posible vestirse de forma independiente, ni realizar las tareas domésticas, ni cocinar. En la fase final de la enfermedad, los afectados suelen quedarse callados (deterioro del habla relacionado con la demencia). Quedan postrados en la cama y dependen completamente de la ayuda.

Los siguientes son algunos síntomas que pueden ocurrir simultáneamente, pero no necesariamente tienen que hacerlo:

  • Olvido
  • Deterioro de la concentración y el pensamiento
  • Problemas para realizar tareas complejas (por ejemplo, planificar una fiesta, hacer las maletas)
  • Desorientación
  • Deterioro del habla
  • deterioro de la capacidad de discernimiento
  • Cambio de personalidad
  • desgana

Todos los síntomas anteriores no son específicos de la demencia, sino que también pueden deberse a otros trastornos mentales o cerebrales.

Diagnóstico

Se necesitan neurólogos, psiquiatras y geriatras para determinar el progreso y la causa de la demencia. Ya existen consultas externas de memoria o clínicas de memoria especializadas en el diagnóstico y asesoramiento de la demencia. Todos los métodos de examen básicos están disponibles allí, lo que supone una clara ventaja de tiempo a la hora de realizar el diagnóstico.

Familiares

Se pregunta a los pacientes y a sus familiares sobre su historial médico, que es como se realiza la historia clínica. Dado que las personas afectadas no suelen notar los cambios por sí mismas o los ocultan por vergüenza, los familiares son enormemente importantes. A continuación, se realizan exámenes neurológicos internos y un análisis de sangre, tras lo cual el médico que le atiende determina el curso de acción posterior.

Pruebas neuropsicológicas

El primer paso importante es distinguir los olvidos leves de la demencia. Para ello pueden utilizarse pruebas neuropsicológicas (por ejemplo, SKT - Syndrom-Kurz-Test, MMST - Mini-Mental-Status-Test). Con su ayuda, se puede evaluar el grado de olvido y otras funciones cerebrales posiblemente alteradas. Si hay alguna duda, normalmente en las primeras fases, un neuropsicólogo especialmente formado debe realizar un diagnóstico neuropsicológico detallado.

Además, es importante excluir la depresión. Aunque puede ser un síntoma de la demencia, también puede ocurrir independientemente de ella y, por lo general, no tiene nada que ver con ella.

En el curso posterior, también hay que descartar otras enfermedades internas o psicológicas y otras causas.

Procedimientos de imagen

Si se sospecha de demencia, los procedimientos de imagen como la tomografía por ordenador o la resonancia magnética proporcionan información sobre la estructura del cerebro. En los casos poco claros, los cambios en el rendimiento pueden mostrarse con la ayuda de la SPECT (tomografía por emisión de fotón único) y la PET (tomografía por emisión de positrones).

Los vasos y las ondas cerebrales

Los trastornos metabólicos y las intoxicaciones se revelan con la ayuda de los análisis de sangre. La punción lumbar se utiliza para examinar el líquido cefalorraquídeo (líquido nervioso), que puede detectar una inflamación crónica del cerebro. También pueden encontrarse proteínas especiales en el líquido cefalorraquídeo, ya que sólo aparecen en la enfermedad de Alzheimer o de Creutzfeld-Jakob.

Una ecografía Doppler o Dúplex hace visibles los depósitos de grasa y calcio (arteriosclerosis) en los vasos que irrigan el cerebro. La probabilidad de demencia vascular también puede deducirse de los resultados del examen.

Un EEG (electroencefalograma) rara vez conduce a la causa, pero sí ilustra el grado de deterioro mental.

En muy raras ocasiones, será necesaria una biopsia del cerebro (extracción de tejido). En caso de que sea necesario, es importante que este examen sólo lo realicen especialistas con experiencia en un entorno adecuado.

Terapia

Retrasar la enfermedad

Hoy en día, la demencia no puede curarse en su mayor parte, pero sí se puede detener la degradación del cerebro, como en la enfermedad de Alzheimer y la demencia vascular. Si la reducción del rendimiento mental se debe a otra enfermedad (por ejemplo, un tumor cerebral, una depresión grave o trastornos metabólicos en el cerebro), la demencia puede tratarse a menudo con éxito si se trata la enfermedad subyacente.

Ejercitar el cerebro

La terapia para la demencia es especialmente importante para que la persona con demencia pueda hacer frente a los retos cotidianos durante el mayor tiempo posible. Para ello, existen hogares especiales (por ejemplo, clínicas de día) que se centran en el entrenamiento del cerebro. El objetivo es aprender un marco básico de la rutina diaria para que los pacientes con demencia puedan afrontarla mejor. Los afectados son acompañados a lo largo del día por psicólogos, trabajadores sociales y otros especialistas y reciben asistencia.

Una ventaja especial de estos hogares es la posibilidad de involucrar a los familiares en el tratamiento.

Se puede mantener el rendimiento mental o, al menos, ralentizar su deterioro mediante el uso de fisioterapia, entrenamiento manual y artístico con la ayuda de un terapeuta ocupacional.

Medicamento

Los medicamentos pueden hacer mucho, pero deben ser sólo un elemento del plan de tratamiento, es decir, combinados con el entrenamiento del cerebro. Existen varios medicamentos para las diferentes causas de la demencia.

La máxima prioridad es ralentizar la enfermedad o incluso detenerla temporalmente. Los medicamentos tienen diferentes modos de acción. Sin duda, merece la pena intentarlo, aunque no se produzcan cambios importantes. Dado que las demencias progresan continuamente, incluso detener la enfermedad es un éxito.

Inhibidores de la acetilcolinesterasa

En las fases iniciales y medias de la enfermedad de Alzheimer, la demencia vascular y la demencia con cuerpos de Lewy, los llamados inhibidores de la acetilcolinesterasa son la primera opción. Estos mejoran el intercambio de señales entre las células nerviosas del cerebro. Esto se consigue bloqueando la acetilcolinesterasa (una enzima), lo que le permite descomponer menos acetilcolina, haciendo que haya más neurotransmisor disponible. Esto puede retrasar la progresión de la enfermedad una media de un año.

Antagonistas del NMDA

Si la enfermedad ya es de moderada a grave, se recomiendan los antagonistas del NMDA. Pueden combinarse con inhibidores de la acetilcolinesterasa y evitar la sobreestimulación de los nervios por el glutamato (también un neurotransmisor). El exceso de glutamato daña las células nerviosas y las hace morir. El uso de estos fármacos no es eficaz en la demencia vascular y de cuerpos de Lewy.

Otros medicamentos

También hay algunos preparados de los que se dice que tienen un efecto positivo en el rendimiento del cerebro. Entre ellos se encuentran los extractos del árbol de ginkgo. Se dice que estos extractos favorecen la circulación sanguínea y contribuyen a un mejor suministro de oxígeno y glucosa (azúcar) al cerebro.

Se supone que los antagonistas del calcio ayudan a normalizar el metabolismo alterado del calcio de las células nerviosas afectadas y, por tanto, mejoran la transmisión de la información.

Sin embargo, las sociedades profesionales no recomiendan estos agentes porque su eficacia no se ha demostrado científicamente hasta la fecha.

Si es necesario, también tiene sentido utilizar fármacos contra la inquietud y los trastornos del sueño, los trastornos del movimiento (similares al Parkinson) y la depresión para aliviar los síntomas acompañantes. Sin embargo, su uso debe vigilarse estrechamente para evitar efectos secundarios o interacciones.

Revisiones

Todo tratamiento farmacológico para la demencia requiere controles periódicos por parte del especialista o terapeuta que lo trate. El especialista o terapeuta puede controlar mejor la evolución de la enfermedad, ayudar a los familiares y adaptar la estrategia de tratamiento a los cambios.

Consejos para los miembros de la familia

Asegúrese de que la persona que padece la enfermedad tiene una dieta equilibrada con cantidades suficientes de vitaminas y aceite de pescado, y que bebe mucho líquido (agua, té sin azúcar).

Apoye a la persona con demencia con una rutina diaria claramente estructurada y calendarios y relojes fácilmente visibles.

Aunque los pacientes con demencia son atendidos principalmente por la familia, también se debe recurrir a otros servicios para evitar demandas excesivas. Se trata, por ejemplo, de la atención diurna en centros de asistencia social y guarderías.

Hay grupos de autoayuda y también grupos para familiares. Allí podrás aprender de la experiencia de otros y compartir la tuya. Su médico puede ayudarle con folletos y otro material informativo.

Previsión

En muchos casos de demencia, la cura es imposible. Una terapia combinada de medicación y entrenamiento cerebral permite detener o ralentizar la enfermedad y mejora significativamente la calidad de vida de los afectados.

Las demencias causadas por otra enfermedad pueden curarse. Un ejemplo es el hipotiroidismo grave. A partir del momento en que la glándula tiroides vuelve a funcionar con suficiente normalidad, el rendimiento mental mejora cada vez más. Esto puede conseguirse, por ejemplo, administrando hormonas tiroideas en forma de pastillas.

Si la causa es un proceso de degradación en la zona del cerebro (como en la enfermedad de Alzheimer), la persona afectada muere de media a los 10 años del diagnóstico. Dado que las demencias sólo se producen a una edad avanzada, la esperanza de vida sólo se acorta ligeramente, si es que lo hace.

Prevención

La demencia vascular o relacionada con el alcohol puede prevenirse bien con un estilo de vida saludable (ejercicio regular, dieta equilibrada).

Sin embargo, otras formas, como la enfermedad de Alzheimer, aún no pueden prevenirse. En la actualidad, sin embargo, los especialistas están investigando intensamente un fármaco que haga reaccionar al sistema inmunitario contra las proteínas que causan la enfermedad de Alzheimer. Esto debería hacer posible la inmunización. Desgraciadamente, se trata de un proceso tan complejo que los medicamentos funcionales probablemente tardarán años en llegar.

Casualmente, se descubrió que algunos medicamentos para reducir el colesterol también tienen un efecto antiinflamatorio. Actualmente se está investigando si los inhibidores de la síntesis del colesterol (abreviado CSE) también pueden prevenir la demencia. Podrían utilizarse para las demencias causadas por una infección crónica.

Principios editoriales

Toda la información utilizada para los contenidos procede de fuentes verificadas (instituciones reconocidas, expertos, estudios de universidades de renombre). Concedemos gran importancia a la cualificación de los autores y a la base científica de la información. Así nos aseguramos de que nuestra investigación se base en hallazgos científicos.

Danilo Glisic

Danilo Glisic
Autor

Como estudiante de biología y matemáticas, le apasiona escribir artículos de revista sobre temas médicos de actualidad. Debido a su afinidad por los números, los datos y los hechos, se centra en la descripción de resultados relevantes de ensayos clínicos.

El asistente personal de medicamentos

afgis-Qualitätslogo mit Ablauf Jahr/Monat: Mit einem Klick auf das Logo öffnet sich ein neues Bildschirmfenster mit Informationen über Medikamio GmbH & Co KG und sein/ihr Internet-Angebot: medikamio.com/ This website is certified by Health On the Net Foundation. Click to verify.
Medicamentos

Busca aquí nuestra extensa base de datos de medicinas de la A a la Z, con efectos e ingredientes.

Sustancias

Todas las sustancias activas con su aplicación, composición química y medicinas en las que están contenidas.

Enfermedades

Causas, síntomas y opciones de tratamiento para enfermedades y lesiones comunes.

El contenido que se muestra no sustituye al prospecto original del medicamento, especialmente en lo que respecta a la dosis y el efecto de cada uno de los productos. No podemos asumir ninguna responsabilidad por la exactitud de los datos, ya que los datos se han convertido en parte de forma automática. Siempre se debe consultar a un médico para el diagnóstico y otras cuestiones de salud. Más información sobre este tema se puede encontrar aquí.