Diabetes mellitus (diabetes), general

Diabetes mellitus (diabetes), general
Clasificación Internacional (CIE) E14.-

Básico

Descripción

La diabetes mellitus deriva del griego y significa "flujo de miel". La diabetes es un término que engloba a las enfermedades metabólicas que se asocian a la hiperglucemia (elevación del azúcar en sangre).

En una persona sana y en ayunas, el nivel de azúcar en sangre es inferior a 100 mg/dl. En el periodo postprandial (después de comer), este valor debe aumentar hasta un máximo de 140 mg/dl. Si se sobrepasa, puede indicar una alteración de la tolerancia a la glucosa (utilización anormal del azúcar en sangre) o una diabetes mellitus. Es necesario realizar una prueba de tolerancia a la glucosa oral (oGTT) para determinar de qué trastorno se trata.

Si no se trata, los niveles de glucosa en sangre de la diabetes mellitus, elevados durante años, provocan enfermedades secundarias. Los más afectados son:

  • Cerebro
  • Ojos
  • Recipientes
  • Sistema nervioso
  • Corazón
  • Riñones

Principales formas de diabetes

Diabetes tipo 1

La falta de insulina provoca este tipo de diabetes. Los anticuerpos (el sistema de defensa del organismo) destruyen las células del páncreas encargadas de producir insulina. Otros nombres para este tipo son diabetes "precoz", "juvenil" o "de menores", porque es la clásica diabetes por déficit de insulina que suele empezar en la infancia.

Diabetes de tipo 2

Aquí intervienen dos factores. Por un lado, el organismo desarrolla una resistencia a la insulina y, por otro, las células productoras están "agotadas" por muchos años de sobreproducción. En el pasado, también se utilizaba el término "diabetes de inicio en la edad adulta", ya que se da sobre todo en adultos. Sin embargo, hoy en día, este tipo también se encuentra en niños y adolescentes obesos.

Más del 90% de los diabéticos padecen esta forma, que también es hereditaria.

Diabetes tipo 1 Diabetes de tipo 2
Frecuencia ∼ 5% de los diabéticos > 90% de los diabéticos
Desarrollo Deficiencia de insulina autoinmune Resistencia a la insulina, alteración de la secreción de insulina
Ocurrencia Principalmente niños, adolescentes La mayoría de los adultos
Acumulación familiar Raramente frecuente
Peso corporal mayormente normal mayoritariamente con sobrepeso
Metabolismo inestable estable
Terapia Tratamiento con insulina de por vida Reducción de peso, aumento de la actividad, cambios en la dieta, reductores orales de la glucemia, tratamiento con insulina como última opción

Formas raras de diabetes

Diabetes de tipo 3: diabetes secundaria, LADA y MODY

  • Diabetes secundaria - enfermedad secundaria

Disparador Descripción
Páncreas La pancreatitis (inflamación crónica) puede llevar a la pérdida de la función, la causa principal es el abuso del alcohol. Si se destruye aproximadamente el 90% de las células productoras de insulina, se desarrolla la diabetes.
Glándulas endocrinas Si se produce demasiada hormona tiroidea, hormona del crecimiento o cortisona, puede desarrollarse una diabetes. Las enfermedades desencadenantes son, por ejemplo, el hipertiroidismo (glándula tiroidea hiperactiva), el síndrome de Cushing o la acromegalia (sobreproducción de la hormona del crecimiento).
Medicamento Los medicamentos también pueden tener un efecto diabetógeno, es decir, desencadenar la diabetes. El tratamiento con cortisona a largo plazo, por ejemplo, puede provocar un síndrome de Cushing exógeno y, por tanto, diabetes. Otros desencadenantes pueden ser las hormonas tiroideas y los diuréticos (diuréticos tiazídicos).
  • La diabetes LADA (Latent Autoimmune Diabetes of Adults) es una forma especial de diabetes mellitus de tipo 1. Las personas afectadas tienen entre 25 y 40 años, y sus células productoras de insulina en el páncreas son atacadas por anticuerpos. Las opciones de tratamiento son la dieta o la medicación.
  • La diabetes MODY (Maturity Onset Diabetes of the Young) se basa en defectos genéticos hereditarios poco frecuentes. Los jóvenes (< 25 años) se ven afectados, aproximadamente cada 100 diabéticos. El curso de la enfermedad es leve, la producción de insulina se mantiene durante muchos años.

Diabetes de tipo 4: diabetes gestacional

La diabetes gestacional es una de las enfermedades concomitantes más comunes en el embarazo y suele desaparecer. Aproximadamente el 5% de las mujeres embarazadas están afectadas, y son más propensas a sufrir diabetes de tipo 2 más adelante.

Causas

Los llamados islotes de Langerhans del páncreas producen insulina. Todas las células del cuerpo la necesitan para absorber la glucosa de la sangre y convertirla en energía. Si no se puede absorber el azúcar, la concentración en la sangre aumenta. Un nivel permanentemente elevado daña a su vez las células sensibles. Dependiendo del tipo de diabetes, se distinguen las causas de los niveles altos de azúcar en la sangre

Diabetes tipo 1

Las células productoras de insulina son destruidas por sus propios anticuerpos (autoinmune). La capacidad de producción disminuye hasta que falla por completo. La causa exacta aún no está clara, pero se sospecha de factores genéticos debido a la acumulación familiar (características HLA D3/D4).

Diabetes de tipo 2

En este tipo, las células han desarrollado resistencia a la insulina (insensibilidad). Se necesita mucha más insulina para que el mismo mecanismo sea capaz de absorber la glucosa. Los islotes de Langerhans producen más insulina en función del aumento de la demanda, lo que los sobrecarga a largo plazo y pueden producir cada vez menos.

Este tipo de diabetes también se denomina enfermedad de la opulencia, ya que los factores de riesgo son la mala alimentación, la obesidad y la falta de ejercicio. También se observa con frecuencia una relación con el síndrome metabólico. Otro factor pueden ser los fármacos diabetógenos que interfieren en el metabolismo de la glucosa.

Diabetes gestacional

El delicado equilibrio de la insulina, la hormona que sube y baja el azúcar en sangre, se ve alterado por el embarazo. Esto provoca una mayor necesidad de insulina. Si esto no se puede cumplir, se desarrolla la diabetes gestacional.

Diabetes secundaria

La insulina es la única hormona que puede reducir los niveles de azúcar en sangre, en contraste con el aumento que pueden provocar muchas hormonas. Se trata, por ejemplo, de las hormonas tiroideas T3 y T4, las hormonas del crecimiento, la cortisona (cortisol) y la adrenalina. Si hay un desequilibrio entre estas hormonas, puede desarrollarse una diabetes mellitus. La causa de una alteración del equilibrio puede ser la ingestión de hormonas o los tumores formadores de hormonas.

La pancreatitis (inflamación del páncreas) o el carcinoma pancreático (cáncer de páncreas) también pueden tener un efecto causal, ya que es responsable de la producción de insulina.

Síntomas

Los siguientes síntomas pueden aparecer en el tipo 1 y 2:

  • Poliuria (necesidad frecuente de orinar), nicturia (necesidad de orinar por la noche).
  • Polidipsia (aumento de la sed)
  • Falta de apetito, pérdida de peso
  • Desgana, fatiga, falta de energía
  • Antojos (a menudo al inicio de la enfermedad)
  • Susceptibilidad a las infecciones (infecciones del tracto urinario y de la piel)
  • Picazón
  • Dolores de cabeza, mareos
  • Náuseas e incluso vómitos
  • Alteraciones visuales
  • Calambres musculares
  • Conciencia perturbada

Diabetes tipo 1

Los síntomas se desarrollan rápidamente en días o semanas. Son especialmente notables síntomas como la pérdida de peso, el malestar, la sed constante, la micción frecuente e incluso la cetoacidosis (coma diabético con pérdida de conocimiento).

Diabetes de tipo 2

El desarrollo de los síntomas puede llevar años, lo que significa que la diabetes a menudo no se detecta. Más raramente, son las condiciones secundarias las que conducen a un diagnóstico de diabetes.

Síntomas típicos:

  • Mala cicatrización de las heridas (especialmente en piernas y pies).
  • Retinopatía (pérdida de visión)
  • Polineuropatía con hormigueo o entumecimiento en las piernas (daño nervioso)
  • Ataque al corazón

Diabetes gestacional

Los síntomas suelen ser discretos; la diabetes se detecta durante los exámenes rutinarios de las mujeres embarazadas.

Diagnóstico

Para el diagnóstico, es necesario medir la glucemia en ayunas (concentración de azúcar en la sangre) y la tolerancia a la glucosa (con la prueba de tolerancia a la glucosa oral - oGTT).

Para un diagnóstico definitivo, deben detectarse valores elevados en al menos 2 días diferentes, independientemente de la edad y el sexo.

Normal tolerancia alterada a la glucosa Diabetes
Glucosa en ayunas

< 100 mg/dl

< 5,6 mmol/l

≥ 100 - < 126 mg/dl

5,6 - < 7,0 mmol/l

≥ 126 mg/dl

≥ 7,0 mmol/l

Valor tras la administración de glucosa

< 140 mg/dl

< 7,8 mmol/l

≥ 140 - 200 mg/dl

≥ 7,8 - < 11,1 mmol/l

≥ 200 mg/dl

≥ 11,1 mmol/l

En el pasado, también se medía el azúcar en la orina, lo que ya no es relevante hoy en día, ya que la medición del azúcar en sangre es mucho más precisa. Si se diagnostica la diabetes mellitus, se realizan posteriormente los siguientes exámenes para poder detectar enfermedades secundarias en una fase temprana:

  • Fondo de ojo
  • Valores renales
  • Valores de lípidos en sangre
  • Nervios
  • Orina
  • Presión arterial
  • Pies

Los resultados deben anotarse en el pasaporte sanitario sin lagunas.

Precursores de la diabetes

Si la glucemia en ayunas está entre 100 y 126 mg/dl, se denomina glucosa en ayunas alterada (GAA). Esto puede ser un precursor de la diabetes.

El valor de 2 horas en una prueba de tolerancia a la glucosa oral debe ser inferior a 140 mg/dl. Sin embargo, si está entre 140 y 200 mg/dl, se denomina tolerancia alterada a la glucosa (ATG), que puede ser un precursor de la diabetes mellitus. Con una intervención adecuada en el estilo de vida, la diabetes de tipo 2 puede prevenirse.

Terapia

La estrategia de tratamiento depende totalmente del tipo de diabetes.

Diabetes tipo 1

Este tipo de diabetes sólo puede tratarse con insulina, ya que la deficiencia de ésta es su causa.

Diabetes de tipo 2

Los pilares básicos de la terapia en este caso son un cambio en la dieta y el ejercicio físico regular con el objetivo de normalizar el peso. Sólo si estas medidas no son efectivas, entran en juego los fármacos reductores de la glucemia y, como última opción, la insulina.

Diabetes gestacional

Los niveles estables de glucosa en sangre son especialmente importantes para el feto. Los niveles de azúcar en sangre demasiado altos o demasiado bajos pueden causar daños. Si un cambio en la dieta no es suficiente, se administra insulina. La medicación no es una opción en este caso, ya que dañaría al feto.

Diabetes secundaria

En primer lugar, es importante tratar la enfermedad desencadenante. Si esto tiene éxito, la diabetes también desaparecerá por sí sola.

Monitorizar la terapia

El nivel de glucosa en sangre a largo plazo (HbA1c) se utiliza para comprobar el éxito del control de la glucosa en sangre en los últimos 3 meses.

Los exámenes de control (rutinarios y anuales) son realizados por el médico de familia y/o el ambulatorio de diabetes. Son especialmente importantes para determinar posibles enfermedades secundarias y el éxito del tratamiento. Se examinan o discuten los siguientes aspectos:

  • Valores de HbA1c (en sangre)
  • Azúcar en la sangre
  • Optimizar los hábitos de alimentación y ejercicio
  • Presión arterial
  • Peso
  • Valores de lípidos en sangre (colesterol, triglicéridos, etc.)
  • Valores renales (creatinina, urea)
  • Niveles de sal en sangre (sodio, potasio)
  • Excreción de azúcar y proteínas (microalbuminuria)
  • Fondo de ojo
  • Pies (sentido de la vibración, pulsaciones de los pies)

Los resultados deben registrarse en el pasaporte sanitario para diabéticos.

Autoterapia

  • La autoayuda es muy importante en el tratamiento de la diabetes. Sin embargo, la enseñanza y la experiencia son requisitos previos para ello.
  • En la "Escuela de Diabetes", los expertos imparten información sobre la diabetes en una semana.
  • Los grupos de autoayuda ayudan con la experiencia.
  • Aprenda a determinar y evaluar usted mismo su nivel de azúcar en sangre. Esto le permite controlar la terapia usted mismo en la vida cotidiana.
  • Si tiene que inyectarse insulina, es importante que reciba instrucciones detalladas.
  • Sólo a través de las revisiones periódicas se pueden detectar y tratar lo antes posible las enfermedades secundarias.
  • El cuidado de los pies es muy importante. Evite incluso las lesiones más pequeñas y desinfecte todas las heridas inmediatamente.

Previsión

Las formas 1 y 2 causan enfermedades secundarias si el azúcar en sangre está mal controlado. Un nivel de azúcar en sangre persistentemente elevado daña los vasos sanguíneos y provoca arteriosclerosis (endurecimiento de las arterias).

Las siguientes enfermedades amenazan con una diabetes mal controlada:

  • Ataque cardíaco (riesgo 4 veces mayor)
  • Insuficiencia cardíaca (riesgo 5 veces mayor)
  • Accidente cerebrovascular (riesgo 3 veces mayor)
  • Enfermedad renal (nefropatía diabética en el 25% de los diabéticos después de 10 años)
  • Enfermedad ocular (retinopatía diabética en el 90% de los diabéticos de tipo 1 y en el 25% de los de tipo 2 después de 15 años)
  • Daños nerviosos (polineuropatías diabéticas en el 50% de los diabéticos después de 10 años)
  • Síndrome del pie diabético (2-10% de todos los diabéticos)

El riesgo disminuye con un mejor control de la glucemia. El valor de la HbA1c puede utilizarse para reconstruir en gran medida el nivel de glucosa en sangre de las últimas semanas. La presión arterial también desempeña un papel en la prevención de otras enfermedades.

El desarrollo de enfermedades secundarias suele durar varios años. Sin embargo, si la diabetes se descubre tarde, es posible que ya existan otras complicaciones en el momento del diagnóstico.

Una esperanza de vida normal es posible con un tratamiento óptimo.

Prevención

Diabetes tipo 1

Al tratarse de una enfermedad autoinmune, sin que intervengan factores externos, este tipo no se puede prevenir.

Diabetes de tipo 2

Las causas claras de esta enfermedad de la afluencia son la obesidad y la falta de ejercicio. Prevenga este tipo de diabetes llevando una dieta variada y equilibrada y haciendo suficiente ejercicio. Esto es especialmente importante si tiene diabéticos en su familia.

Diabetes gestacional

El sobrepeso aumenta el riesgo de diabetes gestacional. Por eso son importantes una dieta sana y el ejercicio físico. Intenta comer lo suficiente, pero no "para 2". No se pueden contrarrestar otros factores que influyen, como los antecedentes familiares.

Precursores de la diabetes

El deterioro de la glucosa en ayunas o de la tolerancia a la glucosa no conduce definitivamente a la diabetes. Si sabe que tiene un precursor, puede ayudar a mantener estables los niveles de glucosa en sangre haciendo ejercicio, siguiendo una dieta saludable y perdiendo peso si tiene sobrepeso. Normalmente, estas medidas son suficientes para prevenir la diabetes, así como las enfermedades vasculares, etc.

Principios editoriales

Toda la información utilizada para los contenidos procede de fuentes verificadas (instituciones reconocidas, expertos, estudios de universidades de renombre). Concedemos gran importancia a la cualificación de los autores y a la base científica de la información. Así nos aseguramos de que nuestra investigación se base en hallazgos científicos.

Danilo Glisic

Danilo Glisic
Autor

Como estudiante de biología y matemáticas, le apasiona escribir artículos de revista sobre temas médicos de actualidad. Debido a su afinidad por los números, los datos y los hechos, se centra en la descripción de resultados relevantes de ensayos clínicos.

El asistente personal de medicamentos

afgis-Qualitätslogo mit Ablauf Jahr/Monat: Mit einem Klick auf das Logo öffnet sich ein neues Bildschirmfenster mit Informationen über Medikamio GmbH & Co KG und sein/ihr Internet-Angebot: medikamio.com/ This website is certified by Health On the Net Foundation. Click to verify.
Medicamentos

Busca aquí nuestra extensa base de datos de medicinas de la A a la Z, con efectos e ingredientes.

Sustancias

Todas las sustancias activas con su aplicación, composición química y medicinas en las que están contenidas.

Enfermedades

Causas, síntomas y opciones de tratamiento para enfermedades y lesiones comunes.

El contenido que se muestra no sustituye al prospecto original del medicamento, especialmente en lo que respecta a la dosis y el efecto de cada uno de los productos. No podemos asumir ninguna responsabilidad por la exactitud de los datos, ya que los datos se han convertido en parte de forma automática. Siempre se debe consultar a un médico para el diagnóstico y otras cuestiones de salud. Más información sobre este tema se puede encontrar aquí.