Enfermedades de transmisión sexual (ETS)

Enfermedades de transmisión sexual (ETS)

Básico

¿Qué se entiende por enfermedades de transmisión sexual?

Las enfermedades de transmisión sexual se transmiten a través de las relaciones sexuales. Especialmente las personas que cambian de pareja sexual con relativa frecuencia corren el riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual. La mejor manera de prevenir una infección es tomar medidas de protección, como el uso de preservativos. La mayoría de las enfermedades de transmisión sexual son curables y tienen un buen pronóstico, pero es necesario un diagnóstico precoz para que el tratamiento tenga éxito. Dado que los signos de la mayoría de las enfermedades de transmisión sexual aparecen relativamente tarde, lamentablemente no siempre es posible un diagnóstico precoz.

¿Qué son las enfermedades de transmisión sexual?

Las ETS son concretamente cinco enfermedades de transmisión sexual:

- Sífilis (lues)

- Gonorrea (gonorrea)

- Ulcus molle

- Linfogranuloma inguinal

- Granuloma venéreo

Estas enfermedades fueron de declaración obligatoria hasta 2001. Hoy en día, sólo el VIH y la sífilis son enfermedades de transmisión sexual de declaración obligatoria. Aunque muchas personas utilizan los términos "enfermedades de transmisión sexual" y ETS como sinónimos, hay que señalar que las ETS se refieren a cinco enfermedades de transmisión sexual específicas.

¿Qué son las enfermedades de transmisión sexual?

Las enfermedades de transmisión sexual más comunes son:

Infecciones por clamidia

Las infecciones por clamidia se encuentran entre las enfermedades de transmisión sexual más comunes tanto en hombres como en mujeres. La clamidia es una bacteria de forma esférica que sólo puede transmitirse dentro del cuerpo. Además, estas bacterias sólo pueden sobrevivir dentro de las células humanas. Sin embargo, en muchos casos, la infección por clamidia no provoca ningún síntoma, por lo que suele pasar desapercibida. Como resultado, existe el riesgo de que se desarrolle una infección permanente y las bacterias pueden multiplicarse sin problemas.

Por lo general, la clamidia puede combatirse bien mediante una terapia antibiótica adecuada, en la que también debe tenerse en cuenta el tratamiento de la pareja sexual para evitar una nueva infección por parte de ésta. Para determinar la eliminación completa de cualquier patógeno en el cuerpo, se debe realizar una prueba de frotis unas semanas después del inicio de la terapia, así como después de tres meses, y examinar la clamidia. Además, la persona afectada debe ser examinada para detectar la presencia de otras enfermedades de transmisión sexual, ya que las infecciones por clamidia favorecen otras infecciones.

Gonorrea

La gonorrea es una enfermedad de transmisión sexual causada por una bacteria esférica, los gonococos (Neisseria gonorhoeae). Estas bacterias infectan principalmente los órganos sexuales y las vías urinarias, pero también pueden infectar la garganta a través del sexo oral y el recto a través del sexo anal. Tanto en los hombres como en las mujeres, las infecciones pueden ascender a los órganos genitales internos, lo que puede provocar infertilidad. También en el caso de la gonorrea es posible un curso sin signos de enfermedad, lo que significa que la infección suele pasar desapercibida. Sin embargo, si se observa una secreción de color amarillo blanquecino en los órganos genitales externos, podría ser indicativo de gonorrea. La gonorrea también puede convertirse en una enfermedad crónica.

Una infección por gonococos puede tratarse muy bien con antibióticos en la mayoría de los casos. También es importante tratar a la pareja sexual para prevenir una nueva infección. El éxito del tratamiento también debe comprobarse unas semanas después de iniciar la terapia mediante una prueba de frotis.

Herpes genital

Esta enfermedad está causada por el virus del herpes simple tipo 2 y daña principalmente los órganos genitales internos y externos. Además, el virus puede causar a veces ampollas de herpes en la zona de la boca.

Una característica típica del virus del herpes es que se repliega en los cuerpos celulares de ciertos nervios (ganglios de la raíz dorsal) y puede permanecer latente allí durante años o incluso décadas, es decir, sin provocar ningún síntoma. El virus del herpes se regula allí por el sistema inmunitario, lo que significa que no se producen síntomas de la enfermedad. Sin embargo, si este control se desequilibra, por ejemplo debido a otra infección, al estrés o a la radiación UV, es posible una nueva activación (reactivación) del virus del herpes y una nueva aparición de los síntomas. Aunque la eliminación completa del virus no es posible con los medicamentos antivirales, al menos se pueden reducir los síntomas de reactivación y la expansión de las ampollas del herpes. Los antivirales adecuados para el tratamiento de una infección herpética son el aciclovir, el valaciclovir y el famciclovir, que deben tomarse durante un periodo de al menos cinco días. Además, los medicamentos analgésicos o los baños relajantes pueden ser útiles para aliviar los síntomas.

Infección por VIH/SIDA

El sida es una enfermedad potencialmente mortal que puede derivarse de una infección por VIH. En principio, el virus HI puede transmitirse a través de todos los fluidos corporales, pero el número de partículas del virus es relativamente grande, especialmente en la sangre y el esperma. El virus de la gripe aviar suele entrar en el organismo a través de la más mínima lesión de la mucosa y se multiplica allí en las células del sistema inmunitario. Un factor importante que favorece la infección es la concentración del virus IH en el respectivo fluido corporal.

Para detectar una infección por VIH, se examina la sangre de la persona afectada en busca de anticuerpos específicos. Aquí hay que tener en cuenta la llamada ventana de diagnóstico: los anticuerpos sólo pueden detectarse unas 6-12 semanas después de la infección. Debe hacerse un examen de control lo antes posible después de un posible contacto con el virus IH y someterse a un nuevo examen después de unos tres meses debido a la ventana de diagnóstico. Hasta que se disponga del resultado final, se debe utilizar la anticoncepción en cualquier caso.

Si sospecha que se ha infectado con el VIH, debe tomar la profilaxis postexposición en un plazo de 72 horas. En cualquier caso, se debe acudir a un servicio de urgencias, donde se suele iniciar una terapia antiviral de varias semanas de duración.

Lamentablemente, la infección por VIH o el sida no pueden curarse en principio, pero se puede influir positivamente en el curso de la enfermedad diagnosticándola y tratándola lo antes posible. Mientras tanto, existen métodos de tratamiento medicinal que pueden suprimir la multiplicación del virus, lo que mejora la calidad de vida de los afectados.

Verrugas genitales (condilomas)

Los condilomas (verrugas genitales) se desarrollan por la infección del virus del papiloma humano (VPH). Además de las verrugas genitales, este virus puede favorecer el desarrollo de carcinomas de los órganos genitales, especialmente el cáncer de cuello de útero o el cáncer de pene. Además, el desarrollo de tumores en la zona anal también puede ser promovido por el VPH.

Las verrugas genitales tienen un aspecto de coliflor o plano. La mayoría de las veces se encuentran en el pene o en los labios, pero también pueden aparecer en la zona anal. En raras ocasiones, los condilomas también se encuentran en la boca o la garganta.

Los condilomas pueden tratarse localmente con podofilotoxina en forma de pomadas (por ejemplo, Wartec®) o soluciones (por ejemplo, Condylox®) o con imiquimod (Aldara®). Además, las verrugas genitales también pueden eliminarse quirúrgicamente, mediante terapia láser, tratamiento con corriente eléctrica o nitrógeno líquido. También en este caso, la pareja sexual debe ser examinada para detectar la infección por el virus del papiloma humano.

Mientras tanto, también es posible la vacunación contra las formas más comunes del virus. Se recomienda especialmente para las chicas antes de que sean sexualmente activas, pero los chicos también deberían vacunarse para proteger mejor a la población en general.

Sífilis

La sífilis (lues) también es una enfermedad de transmisión sexual y está causada por la bacteria Treponema pallidum. La incidencia de la enfermedad ha ido aumentando, especialmente en los últimos años. Tras propagarse localmente a través del torrente sanguíneo, la bacteria puede causar una infección generalizada. La infección por Treponema pallidum se trata mejor con penicilina. Sin embargo, si el paciente es alérgico a la penicilina, también pueden utilizarse otros antibióticos como los macrólidos (por ejemplo, la eritromicina) o las tetraciclinas (por ejemplo, la doxiciclina).

¿Cómo se pueden prevenir las enfermedades de transmisión sexual?

La medida más importante para prevenir el contagio de enfermedades de transmisión sexual es el "sexo seguro", es decir, el uso de preservativos, por ejemplo. Es importante utilizar un preservativo desde el principio y también durante el sexo anal u oral.

¿Cuándo es necesaria una visita al médico?

Definitivamente, debes acudir a un médico si

- los síntomas mencionados anteriormente.

- ha tenido relaciones sexuales sin protección y quiere descartar una infección por una enfermedad de transmisión sexual.

- quieres más información sobre la prevención (sexo seguro) o sobre las propias infecciones.

Principios editoriales

Toda la información utilizada para los contenidos procede de fuentes verificadas (instituciones reconocidas, expertos, estudios de universidades de renombre). Concedemos gran importancia a la cualificación de los autores y a la base científica de la información. Así nos aseguramos de que nuestra investigación se base en hallazgos científicos.

Danilo Glisic

Danilo Glisic
Autor

Como estudiante de biología y matemáticas, le apasiona escribir artículos de revista sobre temas médicos de actualidad. Debido a su afinidad por los números, los datos y los hechos, se centra en la descripción de resultados relevantes de ensayos clínicos.

El asistente personal de medicamentos

afgis-Qualitätslogo mit Ablauf Jahr/Monat: Mit einem Klick auf das Logo öffnet sich ein neues Bildschirmfenster mit Informationen über Medikamio GmbH & Co KG und sein/ihr Internet-Angebot: medikamio.com/ This website is certified by Health On the Net Foundation. Click to verify.
Medicamentos

Busca aquí nuestra extensa base de datos de medicinas de la A a la Z, con efectos e ingredientes.

Sustancias

Todas las sustancias activas con su aplicación, composición química y medicinas en las que están contenidas.

Enfermedades

Causas, síntomas y opciones de tratamiento para enfermedades y lesiones comunes.

El contenido que se muestra no sustituye al prospecto original del medicamento, especialmente en lo que respecta a la dosis y el efecto de cada uno de los productos. No podemos asumir ninguna responsabilidad por la exactitud de los datos, ya que los datos se han convertido en parte de forma automática. Siempre se debe consultar a un médico para el diagnóstico y otras cuestiones de salud. Más información sobre este tema se puede encontrar aquí.