Estenosis espinal

Estenosis espinal
Clasificación Internacional (CIE) M48.-

Básico

La estenosis espinal es un estrechamiento del canal espinal que está localizado y puede producirse como resultado del desgaste de la columna vertebral. Si los vasos sanguíneos y las fibras nerviosas del canal espinal están comprimidos debido a un estrechamiento, esto puede causar dolor de espalda y otras molestias.

Es característico el dolor en la parte baja de la espalda, que aumenta de intensidad al caminar y se irradia sobre las nalgas hacia las piernas. El dolor mejora cuando el tronco se inclina hacia delante.

La estenosis espinal es más frecuente en las personas mayores. La zona de la columna lumbar se ve afectada principalmente por un estrechamiento del canal espinal.

Causas

La razón más común de la estenosis espinal es el desgaste de la columna vertebral. Con el aumento de la edad, el espacio entre dos vértebras se hace más pequeño, ya que los discos intervertebrales situados en él pierden líquido y, en consecuencia, altura. Como consecuencia, los ligamentos pierden su tensión y se engrosan, lo que hace que los segmentos de la columna vertebral pierdan estabilidad y se desplacen entre sí (espondilolistesis). El cuerpo reacciona a este proceso intentando compensar formando fenómenos de bordes óseos en los cuerpos vertebrales (osteofitos). La artrosis de las articulaciones vertebrales (articulaciones facetarias) puede provocar un aumento de tamaño de las mismas.

Además, el aumento de la tensión en la base y la placa superior de los cuerpos vertebrales favorece el desarrollo de la estenosis espinal. Esto también conduce a la compresión de los huesos. En conjunto, estos cambios conducen a un estrechamiento significativo del canal espinal (estenosis central). Si, por el contrario, el estrechamiento afecta principalmente a los agujeros intervertebrales por los que salen los nervios espinales, se habla de estenosis lateral.

Si los músculos del tronco no están entrenados, estos cambios degenerativos pueden provocar molestias, porque en este caso la columna vertebral no puede estabilizarse por sí misma.

Más raramente, pueden estar presentes otras causas de estenosis espinal:

  • Estrechamiento del canal espinal desde el nacimiento; en este caso, las molestias se producen ya a la edad de 30 a 40 años.
  • Estrechamiento como resultado de una cirugía de la columna vertebral
  • Cambios hormonales, por ejemplo Enfermedad de Cushing
  • Enfermedades óseas, por ejemplo Enfermedad de Paget. Esta enfermedad provoca una remodelación y un crecimiento óseos localizados, especialmente en la columna lumbar, la pelvis o los huesos de la parte superior e inferior de la pierna.

Síntomas

Los síntomas generales de la estenosis espinal son variados y poco específicos. Se desarrollan lentamente a lo largo de los meses y nunca aparecen de repente.

Los síntomas no específicos incluyen:

  • Dolor de espalda (lumbago) combinado con una restricción de la movilidad en la columna lumbar y tensión muscular en la parte baja de la espalda.
  • Dolor de espalda que a menudo se irradia a un lado del cuerpo y a las piernas (lumboisquialgia)

A medida que avanza la gravedad de la estenosis espinal, se desarrollan los siguientes síntomas:

  • Alteración de la sensibilidad en las piernas
  • Alteraciones sensoriales en las piernas, como sensación de quemazón, formicación, sensación de frío, algodón bajo los pies
  • Debilidad en las piernas
  • Disfunción vesical/rectal
  • Deterioro de la función sexual

Si la enfermedad ya ha progresado, aparecen los síntomas clásicos de la estenosis espinal. Por ejemplo, los síntomas mejoran al sentarse o en posiciones similares en las que el tronco está inclinado hacia delante. Esto puede explicarse por el hecho de que al inclinarse hacia delante se estira la columna vertebral, ampliando el canal espinal y aliviando la presión sobre los nervios. Esta sintomatología también se denomina caudicatio spinalis.

Diagnóstico

Dado que los síntomas de la estenosis espinal suelen ser inespecíficos, los procedimientos de imagen pueden ayudar al médico a reconocer el alcance del estrechamiento. Las radiografías pueden detectar causas como cambios óseos, adherencias del cuerpo vertebral, artrosis de la articulación vertebral y discos deprimidos. Sin embargo, la estenosis espinal en sí misma no puede detectarse en una radiografía, por lo que debe utilizarse una tomografía computarizada (TC) o una resonancia magnética (RM), que pueden detectar el estrechamiento del canal espinal. La resonancia magnética tiene la ventaja, frente a la tomografía computarizada, de que también se pueden ver las estructuras de los tejidos blandos, como los discos intervertebrales o las raíces nerviosas. Por esta razón, este método de examen se considera la opción preferida.

Otro método de diagnóstico es la mielografía, en la que se administra un medio de contraste en el saco dural que cubre la médula espinal y el comienzo de un nervio, y luego se toma una radiografía. Para realizar este examen, el paciente debe estirarse y doblarse para que el médico pueda ver dónde se estrecha la médula espinal o el nervio.

El método de examen más fiable es el TAC (mielo-TC), que es más informativo debido al medio de contraste. Si el paciente tiene un marcapasos, por ejemplo, no se puede realizar una resonancia magnética, por lo que hay que recurrir a la mielografía y a la mielo-TC. También es útil realizar un examen de giro del núcleo mieloide.

Sobre la base de un examen neurológico, se puede detectar el posible alcance del daño nervioso. Las pruebas de laboratorio (análisis de sangre, pruebas de líquido cefalorraquídeo) muestran si otras enfermedades son la causa de los síntomas.

Terapia

El alcance de las quejas determina la forma de la terapia. Por ejemplo, el grado de estrechamiento no tiene relación aparente con las molestias.

La decisión de proceder quirúrgicamente o no depende de si el dolor de espalda de la estenosis espinal está en primer plano o si ya hay daños nerviosos. En este último caso, la cirugía es necesaria para evitar que el daño nervioso progrese.

La fisioterapia puede ayudar a aliviar los síntomas mediante el entrenamiento de los músculos del tronco. Además, hay ejercicios especiales para caminar y consejos útiles para la vida cotidiana. Sin embargo, si el dolor es más intenso, debe considerarse la posibilidad de aplicar una terapia del dolor con medicamentos. El uso de un corsé también puede ser útil, ya que contrarresta la curvatura excesiva de la columna lumbar hacia atrás y el estrechamiento asociado del canal espinal. Sin embargo, hay que procurar que el corsé no se lleve de forma permanente, ya que puede provocar una regresión de los músculos del tronco. Algunos médicos también recomiendan la terapia de acupuntura para aliviar el dolor. Si el dolor de espalda es intenso, se puede administrar un anestésico local y cortisona directamente en el canal espinal (infiltración epidural) para aliviarlo. La cortisona puede revertir la presión que provoca la hinchazón e inflamación del nervio durante un tiempo determinado.

En algunos casos, la estenosis espinal debe tratarse quirúrgicamente. El objetivo es eliminar la presión de las fibras nerviosas (cirugía de descompresión). Uno de los muchos procedimientos quirúrgicos es la extirpación parcial o total del arco vertebral (hemilaminectomía o laminectomía). Se utiliza principalmente cuando:

  • Se producen déficits nerviosos como parálisis, entumecimiento o disfunción.
  • La actividad está restringida por las dolencias, como la restricción de la capacidad de caminar o del trabajo realizado
  • La presión abdominal para defecar se ve impedida como consecuencia del fuerte dolor

Dependiendo de la causa, también se pueden utilizar implantes para el tratamiento, que son similares en su modo de acción a los espaciadores mecánicos entre las apófisis vertebrales y, por lo tanto, mantienen el canal espinal libre. En ocasiones, la columna vertebral también se endurece en la zona estrechada (fusión dorsal).

Previsión

La estenosis espinal es lentamente progresiva y puede tratarse de varias maneras. Sin embargo, no se pueden eliminar las causas de la estenosis. Sin embargo, la estenosis espinal puede estabilizarse durante varios años con la ayuda de una terapia conservadora. De este modo, los afectados experimentan un alivio de los síntomas sin tener que restringir su estilo de vida.

Los resultados de una operación son positivos en la mayoría de los casos, ya que va bien para la mayoría. No obstante, las medidas fisioterapéuticas o, si es necesario, el tratamiento del dolor deben iniciarse inmediatamente después de la finalización de la terapia (conservadora o quirúrgica).

El asistente personal de medicamentos

Medicamentos

Busca aquí nuestra extensa base de datos de medicinas de la A a la Z, con efectos e ingredientes.

Sustancias

Todas las sustancias activas con su aplicación, composición química y medicinas en las que están contenidas.

Enfermedades

Causas, síntomas y opciones de tratamiento para enfermedades y lesiones comunes.

El contenido que se muestra no sustituye al prospecto original del medicamento, especialmente en lo que respecta a la dosis y el efecto de cada uno de los productos. No podemos asumir ninguna responsabilidad por la exactitud de los datos, ya que los datos se han convertido en parte de forma automática. Siempre se debe consultar a un médico para el diagnóstico y otras cuestiones de salud. Más información sobre este tema se puede encontrar aquí.

This website is certified by Health On the Net Foundation. Click to verify.