Fibromialgia

Fibromialgia

Básico

Descripción

El síndrome de fibromialgia (FMS), o fibromialgia para abreviar, describe un síndrome de dolor que puede causar molestias en diferentes partes del cuerpo. Se caracteriza por un dolor pulsátil en hasta 18 puntos fijos (puntos sensibles), que se localizan en los músculos, el tejido conjuntivo y los huesos. Los términos sinónimos de este cuadro clínico son reumatismo de tejidos blandos y muscular, así como fibrositis.

Hasta ahora, también se conoce una relación con los trastornos psicológicos (estado de ánimo depresivo), funcionales y vegetativos (por ejemplo, el síndrome del intestino irritable). Todavía se desconocen los desencadenantes exactos de estas enfermedades concomitantes y de la propia fibromialgia.

En Europa Central, alrededor del 1-2 % de la población total sufre de FMS, entre ellos las mujeres con más frecuencia que los hombres.

Causas

Todavía no está claro cómo y por qué se desarrolla el FMS. Existen algunas teorías, pero difieren significativamente entre sí.

Por un lado, se supone que el procesamiento de los estímulos del dolor, tanto en el cerebro como en la médula espinal, podría haberse visto afectado tras un traumatismo o una operación. Otros están convencidos de que el desencadenante es una infección vírica; hasta la fecha, no se ha identificado ningún agente patógeno.

Sin embargo, se considera seguro el aumento de la concentración de la sustancia P en el líquido cefalorraquídeo (líquido nervioso). Se trata de una sustancia mensajera que interviene en la conducción del dolor y en la sensibilización de las células nerviosas de la médula espinal. Las investigaciones al respecto siguen en curso.

Otra característica llamativa es la concentración generalmente baja de IGF-I (factor de crecimiento similar a la insulina) en los pacientes con FMS, pero esta correlación aún no se ha confirmado ni explicado.

Síntomas

A modo de orientación, la Sociedad Reumática Americana (ACR) ha establecido criterios de diagnóstico desde 1990. Según esto, al menos 3 regiones del cuerpo deben estar afectadas por el dolor durante más de 3 meses. Además, al menos 11 de los 18 puntos sensibles deben ser palpables con dolor.

Los puntos sensibles (TP) se encuentran en los músculos y en las inserciones de los tendones. Tienen un tamaño de aproximadamente 1 cm y causan dolor incluso con una presión táctil leve o media. Estos pueden irradiar tanto en el músculo respectivo como en la región asociada. Con cierta experiencia, el médico examinador también puede palpar cambios en la estructura del tejido conectivo en los TP.

Otros síntomas:

  • Dificultad de concentración
  • Malestar general
  • Desgana
  • Sudando
  • Dedos de los pies y de las manos fríos
  • Sensación de pesadez y rigidez en la cara, manos y pies
  • Trastornos del sueño
  • Náuseas
  • Indigestión
  • Problemas cardíacos y circulatorios
  • Boca seca
  • Dolores de cabeza, migrañas
  • Dificultad para tragar
  • Dificultad para orinar
  • Irregularidades menstruales
  • Temblor

Diagnóstico

Para diagnosticar la fibromialgia, el médico tratante necesita una anamnesis (interrogatorio) detallada y una exploración física. Esto incluye una documentación de todos los puntos sensibles a la presión y dolorosos. Estos se encuentran en ambos lados en las siguientes áreas:

  • Cuello: Base de los músculos del cuello
  • Columna cervical: apófisis transversas de las vértebras cervicales 5-7
  • Músculos del hombro: borde superior del M. trapecio, M. supraespinoso
  • 2ª costilla cerca del esternón
  • Codos: cerca de la zona
  • Los huesos de la pelvis: Por debajo de la cresta ilíaca
  • Hueso de la cadera: detrás de la prominencia palpable
  • Rodilla: en el interior, directamente sobre la articulación

Si 11 de los 18 TP son palpables con dolor durante más de 3 meses, la fibromialgia es muy probable.

Los análisis de sangre y los exámenes de rayos X también son útiles, pero tienden a excluir o diagnosticar enfermedades concomitantes. Estos pueden ser, por ejemplo: los siguientes:

  • Enfermedades reumáticas (artritis reumatoide, enfermedad de Bechterew)
  • Enfermedades musculares inflamatorias crónicas (dermatomiositis, EMS - síndrome de mialgia eosinofílica, polimialgia reumática)
  • Infecciones víricas crónicas
  • Enfermedades psicológicas

Los síntomas de la fibromialgia son similares a los del síndrome de fatiga crónica (SFC). En ambos, los valores de laboratorio son bastante discretos.

Puede ser útil involucrar a un psicoterapeuta experimentado en el tratamiento.

Terapia

Debido al origen inexplicable de la fibromialgia, no es posible un tratamiento causal. Sin embargo, los síntomas y el manejo de la enfermedad pueden optimizarse. Para ello se pueden utilizar los siguientes métodos (también combinados):

  • Deportes de resistencia o entrenamiento cardiovascular (bajo la supervisión de un terapeuta deportivo).
  • Terapia cognitivo-conductual (a menudo se consiguen mejoras a lo largo de varios meses o años)
  • Terapia del dolor operante
  • Gimnasia
  • Terapia de calor
  • Terapia de frío (todo el cuerpo)
  • Masajes del tejido conectivo
  • Ejercicios de relajación
  • Biorretroalimentación

Los antidepresivos clásicos o tricíclicos (por ejemplo, la amitriptilina) son especialmente adecuados para el tratamiento a largo plazo con medicamentos. Estos alivian el dolor y, al mismo tiempo, mejoran el sueño y el bienestar general.

Como alternativa, pero menos probada, existen preparados con inhibidores de la recaptación de serotonina y fármacos antiepilépticos específicos.

También es posible un tratamiento específico del dolor mediante osteopatía, acupuntura o analgésicos (especialmente tramadol).

Previsión

Los síntomas del FMS suelen ser constantes a largo plazo; es una enfermedad crónica. A partir de los 60 años, los síntomas tienden a disminuir.

Prevención

Mejorar el estilo de vida

No se conocen medidas preventivas específicas, ya que aún no se ha identificado la causa de la fibromialgia. Sin embargo, los siguientes consejos pueden ayudar a evitar que los síntomas empeoren si la enfermedad está presente:

  • Evitar el estrés
  • Hacer mucho ejercicio
  • Relajación (por ejemplo, yoga o meditación)
  • Dieta sana (¡mucha verdura y fruta!)

Principios editoriales

Toda la información utilizada para los contenidos procede de fuentes verificadas (instituciones reconocidas, expertos, estudios de universidades de renombre). Concedemos gran importancia a la cualificación de los autores y a la base científica de la información. Así nos aseguramos de que nuestra investigación se base en hallazgos científicos.

Danilo Glisic

Danilo Glisic
Autor

Como estudiante de biología y matemáticas, le apasiona escribir artículos de revista sobre temas médicos de actualidad. Debido a su afinidad por los números, los datos y los hechos, se centra en la descripción de resultados relevantes de ensayos clínicos.

El asistente personal de medicamentos

afgis-Qualitätslogo mit Ablauf Jahr/Monat: Mit einem Klick auf das Logo öffnet sich ein neues Bildschirmfenster mit Informationen über Medikamio GmbH & Co KG und sein/ihr Internet-Angebot: medikamio.com/ This website is certified by Health On the Net Foundation. Click to verify.
Medicamentos

Busca aquí nuestra extensa base de datos de medicinas de la A a la Z, con efectos e ingredientes.

Sustancias

Todas las sustancias activas con su aplicación, composición química y medicinas en las que están contenidas.

Enfermedades

Causas, síntomas y opciones de tratamiento para enfermedades y lesiones comunes.

El contenido que se muestra no sustituye al prospecto original del medicamento, especialmente en lo que respecta a la dosis y el efecto de cada uno de los productos. No podemos asumir ninguna responsabilidad por la exactitud de los datos, ya que los datos se han convertido en parte de forma automática. Siempre se debe consultar a un médico para el diagnóstico y otras cuestiones de salud. Más información sobre este tema se puede encontrar aquí.