Fiebre

Fiebre

Lo básico

La fiebre se refiere a un aumento de la temperatura corporal normal y normalmente no es una enfermedad en sí misma. La fiebre se entiende más bien como una reacción del organismo a influencias externas (por ejemplo, infecciones) o internas (por ejemplo, tumores). Así, la fiebre favorece la función del propio sistema inmunitario del organismo.

Por regla general, podemos suponer que la temperatura corporal por la mañana es de unos 36,5°C (rectal), 32,2°C (oral) y 36,0°C (axilar). Durante el día, la temperatura sube alrededor de un grado centígrado hasta alcanzar su pico (máximo) al final de la tarde.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que los valores anteriores son sólo valores medios. La temperatura corporal puede mostrar fuertes fluctuaciones en diferentes personas (sanas). Además, muchos factores, como el estrés, el ejercicio, la cafeína, la dieta y ciertos medicamentos, pueden afectar a la temperatura. M

sted puede distinguir entre diferentes tipos de fiebre:

  • Temperatura elevada (aún no hay fiebre): por debajo de 38°C (medida por vía rectal).
  • Fiebre moderada: hasta 39°C (medida por vía rectal)
  • Fiebre alta: más de 39°C (medida por vía rectal)

Causas

Normalmente, la temperatura corporal está bajo el control de una parte del cerebro, el hipotálamo, que también tiene la tarea de mantener la temperatura dentro de los límites normales. Si se produce fiebre, el hipotálamo aumenta el valor de referencia y la temperatura corporal se eleva en consecuencia.

Aparte de esto, también hay ciertas sustancias que pueden desencadenar la fiebre. Entre ellos se encuentran los componentes de los carcinógenos, que los médicos llaman pirógenos. Las causas más comunes de la fiebre son:

  • Infecciones causadas por virus, bacterias o parásitos (por ejemplo, gripe o paludismo).
  • Medicamento
  • Aumento de la actividad metabólica (por ejemplo, en el hipertiroidismo)
  • Esfuerzo físico
  • Golpe de calor
  • Pérdida extrema de líquidos
  • Operaciones (incluso sin infección de la herida)
  • Tumores malignos
  • Enfermedades inflamatorias autoinmunes del tejido conectivo (colagenosis) y de los vasos (vasculitis)

En el periodo posterior a la ovulación en las mujeres, la temperatura corporal aumenta unos 0,5°C. En algunas personas, no se puede encontrar ninguna causa para el aumento de la temperatura o la fiebre. En este caso, los médicos hablan de una "génesis poco clara".

Síntomas

Según el nivel y la causa de la fiebre, además del aumento de la temperatura pueden aparecer los siguientes síntomas:

  • Cansancio, debilidad, somnolencia, sensación de malestar
  • dolor de extremidades y articulaciones
  • Pérdida de apetito
  • Escalofríos y escalofríos en cuanto sube la fiebre.
  • Sudoración, también con gran pérdida de líquidos, cuando la fiebre baja
  • Piel caliente y enrojecida, labios y mucosa oral secos
  • Corazón acelerado (taquicardia)
  • Respiración rápida y superficial

Diagnóstico

Para resolver la fiebre, hay que tratar la enfermedad subyacente. El diagnóstico incluye:

  • Realización de la historia clínica (anamnesis). Aquí, también las estancias en el extranjero, los contactos con otras personas o animales enfermos deben ser solicitados.
  • Un examen físico detallado
  • Medición de la temperatura corporal bajo la axila (axilar) y en el ano (rectal).
  • Se toma una muestra de sangre, ya que ésta también puede proporcionar información importante sobre la causa de la enfermedad.

Los exámenes adicionales son útiles para encontrar la causa de la fiebre:

  • El esputo, la orina, las heces, la sangre u otros fluidos corporales se examinan en busca de otras bacterias y patógenos.
  • Radiografías de los pulmones o de los senos paranasales.
  • Examen del abdomen, el corazón y/o la glándula tiroides con ultrasonidos (ecografía)
  • Endoscopia del tracto gastrointestinal
  • Examen del ginecólogo, urólogo, dentista y otorrinolaringólogo

Terapia

Dado que la fiebre forma parte de las defensas del organismo contra las infecciones, no es en absoluto sensato bajar la fiebre inmediatamente. Sin embargo, sigue siendo importante que el médico prescriba una terapia adecuada y averigüe la causa de la enfermedad.

  • Si el paciente tiene una temperatura corporal superior a 39 °C y se queja de una fuerte sensación de enfermedad o de tensión en el sistema cardiovascular, el médico le administrará medicamentos antifebriles como el paracetamol.
  • Si se trata de una infección bacteriana, se pueden administrar antibióticos

Lo que puedes hacer tú mismo:

  • Si la fiebre dura varios días y la temperatura es muy alta (más de 39°C) con una fuerte sensación de enfermedad, la causa debe ser aclarada por un médico.
  • Es importante el descanso y el reposo en la cama hasta que la fiebre haya bajado.
  • Beba lo suficiente, ya que se pierde una gran cantidad de líquido debido a la fiebre. Como regla general: si la temperatura sube un grado centígrado por encima de los 37 °C, se debe añadir de 0,5 a un litro de líquido.
  • Si es necesario, se pueden utilizar métodos para bajar la fiebre, como compresas frías, compresas de vinagre para los pies o compresas húmedas y frías para las pantorrillas.

Previsión

Normalmente, la fiebre pasa sin complicaciones. Sin embargo, la enfermedad subyacente también es decisiva:

  • Si la fiebre dura mucho tiempo y no se trata, el organismo se debilita gravemente por la pérdida constante de líquidos y el aumento de la tasa metabólica basal.
  • Sin tratamiento médico, una infección bacteriana puede convertirse fácilmente en una intoxicación sanguínea (sepsis).
  • En los niños menores de 5 años hay que tener un cuidado adicional para que no desarrollen convulsiones febriles.

Anuncio

Anuncio

El asistente personal de medicamentos

Medicamentos

Busca aquí nuestra extensa base de datos de medicinas de la A a la Z, con efectos e ingredientes.

Sustancias

Todas las sustancias activas con su aplicación, composición química y medicinas en las que están contenidas.

Enfermedades

Causas, síntomas y opciones de tratamiento para enfermedades y lesiones comunes.

El contenido que se muestra no sustituye al prospecto original del medicamento, especialmente en lo que respecta a la dosis y el efecto de cada uno de los productos. No podemos asumir ninguna responsabilidad por la exactitud de los datos, ya que los datos se han convertido en parte de forma automática. Siempre se debe consultar a un médico para el diagnóstico y otras cuestiones de salud. Más información sobre este tema se puede encontrar aquí.

This website is certified by Health On the Net Foundation. Click to verify.