Fiebre amarilla

Fiebre amarilla
Clasificación Internacional (CIE) A95.-

Básico

Descripción

Una de las enfermedades infecciosas más extendidas en el África tropical, central y meridional es la fiebre amarilla, que suele provocar la muerte si no se trata.

Se presenta constantemente como fiebre de la selva o de los arbustos. En las ciudades, es posible que se produzcan epidemias que se denominan fiebre amarilla urbana. En todo el mundo, 200.000 personas enferman cada año, de las cuales 30.000 sucumben a la infección.

Causas

La fiebre amarilla está causada por un representante de los flavivirus. Los huéspedes naturales del virus son los monos. A partir de ellos, los patógenos se transmiten a los humanos a través de los mosquitos. En el fenómeno de la fiebre amarilla urbana, los humanos también son huéspedes. Sin embargo, el contagio directo de persona a persona no es posible.

Hay un período de incubación, que es de 3 a 6 días. El periodo de contagio se estima en la primera semana de la enfermedad.

Síntomas

Al principio de la enfermedad, aparecen síntomas similares a los de la gripe. Si la fiebre amarilla tiene un curso leve, no hay más síntomas, por lo que la fiebre amarilla a menudo no se reconoce como tal.

Es típica una fase de fiebre alta que dura 3-4 días, acompañada de náuseas, vómitos (de sangre), dolor de cabeza, dolor de espalda y decoloración amarillenta de la piel. A esto le sigue una fase sin fiebre de 1 a 2 días.

Posteriormente, se produce de nuevo una fiebre alta y la enfermedad se desarrolla plenamente. Suele producirse una hemorragia de la piel y de las mucosas. También pueden aparecer síntomas neurológicos como la meningitis o la insuficiencia renal o hepática. En un curso tan grave, los pacientes suelen morir en una semana.

Diagnóstico

En los primeros 5 días, los agentes patógenos pueden ser detectados en la sangre, después por anticuerpos específicos.

En los casos leves, la fiebre amarilla suele confundirse con la gripe u otras enfermedades febriles. Los casos graves se parecen mucho a otras fiebres hemorrágicas, como el ébola.

Terapia

La fiebre amarilla sólo puede tratarse sintomáticamente, no existen terapias especiales. El médico tratante se centra principalmente en la ingesta suficiente de líquidos y en la coagulación intacta de la sangre.

Previsión

Las posibilidades de recuperación dependen en gran medida de la gravedad de la fiebre amarilla. En aproximadamente el 10% de los casos, el hígado se daña durante la segunda fase de la fiebre. También puede haber una hemorragia grave de las mucosas y del tracto digestivo.

Los niños y adolescentes menores de 14 años presentan la menor mortalidad. La tasa de mortalidad más alta es del 50% en adultos de entre 20 y 30 años.

Prevención

La fiebre amarilla sólo se puede prevenir con una vacuna. Las vacunas sólo pueden ser administradas por los centros de vacunación contra la fiebre amarilla autorizados por el Estado. Debe administrarse al menos 10 días antes de la salida y se recomienda para cada viaje a una zona epidémica.

Los bebés menores de 6 meses no deben ser vacunados. Se desaconseja la vacunación a las mujeres embarazadas.

Una vez vacunada, la protección dura 10 años.

Cualquier persona que ya haya sido infectada por la fiebre amarilla es inmune a una nueva infección de por vida.

En ningún caso debe confundirse lafiebre amarilla con la ictericia. Esta última se refiere coloquialmente a la hepatitis (infección del hígado), y médicamente a una decoloración amarillenta de la piel.

El asistente personal de medicamentos

afgis-Qualitätslogo mit Ablauf Jahr/Monat: Mit einem Klick auf das Logo öffnet sich ein neues Bildschirmfenster mit Informationen über Medikamio GmbH & Co KG und sein/ihr Internet-Angebot: medikamio.com/ This website is certified by Health On the Net Foundation. Click to verify.
Medicamentos

Busca aquí nuestra extensa base de datos de medicinas de la A a la Z, con efectos e ingredientes.

Sustancias

Todas las sustancias activas con su aplicación, composición química y medicinas en las que están contenidas.

Enfermedades

Causas, síntomas y opciones de tratamiento para enfermedades y lesiones comunes.

El contenido que se muestra no sustituye al prospecto original del medicamento, especialmente en lo que respecta a la dosis y el efecto de cada uno de los productos. No podemos asumir ninguna responsabilidad por la exactitud de los datos, ya que los datos se han convertido en parte de forma automática. Siempre se debe consultar a un médico para el diagnóstico y otras cuestiones de salud. Más información sobre este tema se puede encontrar aquí.