Leucemia linfocítica crónica (LLC)

Leucemia linfocítica crónica (LLC)
Clasificación Internacional (CIE) C91.-

Básico

Descripción

En la LLC, los linfocitos (una subespecie de glóbulos blancos) están fuera de control. Su función en las personas sanas es la defensa inmunitaria. La leucemia linfática aguda (LLA) también se origina en los linfocitos, pero la degeneración se produce en una fase más temprana del desarrollo de las células.

La leucemia linfática crónica es la forma más común de todas las leucemias. Cada año, 3 de cada 100.000 personas la contraen. La edad media de los afectados es de 65 años.

Hoy en día, la LLC suele clasificarse como un linfoma (linfoma no Hodgkin, cambio maligno en el sistema linfático) porque los ganglios linfáticos también son atacados.

Causas

El sistema inmunitario elimina cada día innumerables células degeneradas del organismo. En el caso de la LLC, un solo linfocito alterado que no se reconozca como degenerado es suficiente para desencadenar la leucemia. Todavía no está claro por qué no es reconocido y destruido por el sistema inmunitario.

Algunos factores de riesgo son:

  • Productos químicos (por ejemplo, el benceno)
  • Radiación ionizante (por ejemplo, radiactividad)
  • Infecciones

Además, la leucemia linfocítica crónica se presenta con distinta frecuencia en diferentes grupos.

Frecuencia en determinados grupos de personas:

  • Las personas mayores, especialmente los hombres
  • Familiares de primer grado (hijos, hermanos) de pacientes con LLC
  • Los asiáticos contraen la enfermedad con mucha menos frecuencia

Síntomas

El diagnóstico suele ser casual, ya que las molestias sólo se desarrollan y se notan a medida que la enfermedad avanza.

Quejas comunes al principio:

  • agrandamiento indoloro de los ganglios linfáticos
  • Fatiga
  • Pérdida de rendimiento
  • Fatiga

Quejas con enfermedad avanzada:

  • Fiebre
  • Sudores nocturnos
  • Pérdida de peso
  • Agrandamiento del hígado y del bazo
  • Anemia, que provoca palidez, mareos, palpitaciones y dificultad para respirar
  • Susceptibilidad a las infecciones por falta de glóbulos blancos
  • Tendencia a sangrar por falta de plaquetas
  • Cambios en la piel
  • Infecciones por herpes

Diagnóstico

El diagnóstico de la leucemia linfocítica crónica suele hacerse por casualidad, por ejemplo, durante un examen rutinario del médico de familia. El aumento de los valores de los glóbulos blancos en el recuento sanguíneo es llamativo.

Los resultados del laboratorio suelen ir seguidos de una exploración física. Los ganglios linfáticos enfermos se hacen visibles en la ecografía, la radiografía o el TAC (tomografía computarizada).

Sin embargo, el diagnóstico sólo se confirma después de que una biopsia de los ganglios linfáticos sospechosos o una punción de la médula ósea hayan detectado células malignas.

En casos excepcionales, es necesario extirpar ganglios linfáticos completos y examinar el tejido en detalle para poder distinguir la LLC de otras enfermedades tumorales.

Terapia

El tratamiento depende del estadio de la enfermedad. El curso de la enfermedad puede ser benigno hasta 20 años. Esto significa que, aparte de la fatiga, la pérdida de apetito y el aumento de tamaño de los ganglios linfáticos, no hay síntomas.

La terapia real comienza cuando los linfocitos aumentan o las plaquetas y los glóbulos rojos disminuyen. Otras complicaciones también pueden ser decisivas. La tasa de éxito no se ve influida por el inicio (temprano) del tratamiento.

En el caso de que la LLC se desarrolle rápidamente o de que existan determinados factores de riesgo que influyan negativamente en su evolución, puede ser necesario un tratamiento muy rápido.

Quimioterapia

Es el tratamiento más importante para la LLC y puede administrarse con comprimidos y/o infusiones. El éxito del tratamiento suele ser muy bueno al principio; los síntomas pueden mantenerse a raya durante años. En raras ocasiones, es necesaria una radioterapia adicional.

Un enfoque terapéutico más moderno son los anticuerpos monoclonales (por ejemplo, alemtuzumab, rituximab). Se unen a las proteínas que suelen encontrarse en la superficie de los leucocitos y los destruyen.

El tratamiento sintomático sirve de complemento a la quimioterapia. Las transfusiones ayudan contra la anemia, los antibióticos contra las infecciones. Las deficiencias inmunológicas se compensan con anticuerpos, otros trastornos del sistema inmunológico con cortisona. Si los ganglios linfáticos individuales causan molestias debido a la hinchazón, la irradiación local puede proporcionar alivio.

Trasplante de médula ósea y células madre

Los pacientes jóvenes (<60 años) pueden recibir un trasplante de células madre (SCT) o un trasplante de médula ósea (BMT). Las células madre son una especie de modelo de células sanguíneas que se almacenan en la médula ósea hasta su posterior desarrollo.

El SCT autólogo ha mostrado una alta tasa de éxito hasta ahora. En este caso, se transfieren al paciente células madre especiales ya cosechadas y purificadas directamente después de una dosis alta de quimioterapia.

Previsión

La aparición de síntomas graves puede retrasarse hasta 20 años. A medida que la enfermedad avanza, el número de síntomas también aumenta porque el sistema de órganos se modifica.

El pronóstico del individuo depende del estadio (recuento de linfocitos en sangre y médula ósea, tamaño del bazo y del hígado, existencia de anemia).

El asistente personal de medicamentos

afgis-Qualitätslogo mit Ablauf Jahr/Monat: Mit einem Klick auf das Logo öffnet sich ein neues Bildschirmfenster mit Informationen über Medikamio GmbH & Co KG und sein/ihr Internet-Angebot: medikamio.com/ This website is certified by Health On the Net Foundation. Click to verify.
Medicamentos

Busca aquí nuestra extensa base de datos de medicinas de la A a la Z, con efectos e ingredientes.

Sustancias

Todas las sustancias activas con su aplicación, composición química y medicinas en las que están contenidas.

Enfermedades

Causas, síntomas y opciones de tratamiento para enfermedades y lesiones comunes.

El contenido que se muestra no sustituye al prospecto original del medicamento, especialmente en lo que respecta a la dosis y el efecto de cada uno de los productos. No podemos asumir ninguna responsabilidad por la exactitud de los datos, ya que los datos se han convertido en parte de forma automática. Siempre se debe consultar a un médico para el diagnóstico y otras cuestiones de salud. Más información sobre este tema se puede encontrar aquí.