Linfedema

Linfedema

Básico

El linfedema es una hinchazón causada por una mayor acumulación de agua en los tejidos (linfa) y se localiza bajo la piel. En cuanto entra en el tejido más líquido del que pueden eliminar los canales linfáticos, la linfa se acumula y el tejido se hincha.

El linfedema afecta a las extremidades (por ejemplo, los brazos o las piernas) o a todo el cuerpo, lo que se denomina linfedema generalizado. Estos edemas pueden distinguirse por su contenido en proteínas, lo que significa que pueden contener más o menos proteínas. La hinchazón que se produce puede hacer que los tejidos afectados queden desabastecidos. El líquido acumulado se interpone entonces entre las células (por ejemplo, la piel) y los vasos sanguíneos que las abastecen, lo que dificulta que los nutrientes lleguen a ellas y puede provocar daños o la muerte. Para minimizar los daños, el linfedema debe tratarse lo antes posible.

También podemos distinguir entre linfedema primario (hereditario) y secundario (adquirido), que es aproximadamente dos veces más frecuente que el linfedema hereditario. El linfedema congénito suele afectar a las mujeres a partir de los 17 años.

Sistema linfático
El sistema linfático describe una red vascular, conectada por canales linfáticos, que favorece la defensa inmunitaria. Transporta el líquido tisular y las proteínas (incluidos los patógenos) desde los espacios intercelulares primero a las venas y luego a los ganglios linfáticos. Allí todo se filtra y se limpia. Los músculos y las articulaciones funcionan como una bomba de apoyo en esta circulación.

Causas

El linfedema es una acumulación de agua en el tejido. Se produce cuando entra demasiado líquido en el espacio entre los tejidos (intersticio) o no puede drenar con suficiente rapidez.

Esto puede deberse a cuatro causas principales:

  1. Aumento de la presión en los vasos sanguíneos. Esto presiona más líquido en el espacio intersticial.
  2. Un menor contenido de proteínas en la sangre (baja presión oncótica). En el espacio intercelular fluye más líquido para compensar la diferencia de concentración que se ha producido.
  3. Los pequeños vasos sanguíneos son más permeables de lo normal y la linfa no puede drenar correctamente.
  4. Una inflamación o un tumor que presiona los canales linfáticos pueden ser los responsables. La mayor presión en el sistema linfático obliga a introducir más líquido en los espacios entre las células.

En la práctica, se distingue entre linfedema primario (hereditario) y secundario (adquirido).

Linfedema primario (hereditario)
Las malformaciones congénitas son responsables de uno de cada diez casos de linfedema. La predisposición a padecerla puede ser hereditaria, concomitante de otra enfermedad hereditaria, o haber surgido espontáneamente. La mayoría de los casos se deben a un desarrollo incompleto de los vasos linfáticos en el útero. Aproximadamente el 85% de los afectados son mujeres, la mayoría mayores de 17 años. El edema primario suele comenzar en la parte más externa de las extremidades (por ejemplo, los dedos de los pies) y luego se extiende hacia el tronco. Puede ocurrir en uno o ambos lados del cuerpo.

Linfedema secundario (adquirido)
Es aproximadamente dos veces más frecuente y, a diferenciadel linfedemaprimario, se extiende desde el tronco del cuerpo hacia las extremidades. Casi siempre, la linfa ya no puede drenar lo suficiente debido a una enfermedad o a un tratamiento médico. Los ganglios linfáticos pueden haber sido extirpados mediante cirugía o los vasos linfáticos pueden haber sido destruidos por la radiación. Las lesiones o inflamaciones suelen ser la excepción. El cáncer de mama es la principal causa de linfedema secundario. Una de cada diez mujeres padece un linfedema permanente en el brazo del mismo lado del cuerpo tras una operación tumoral.

Causas del linfedema secundario

  • Cirugía (por ejemplo, cáncer de mama)
  • Radiación (por ejemplo, cáncer de mama)
  • Accidentes o lesiones (traumatismos)
  • Infecciones
  • Inflamaciones
  • Enfermedades parasitarias
  • Tumores malignos (que atacan los vasos linfáticos)
  • Autolesiones (por ejemplo, cortarse un brazo)
  • Extracción de venas (por ejemplo, para un bypass cardíaco)
  • Enfermedades de los pequeños vasos sanguíneos

Síntomas

El linfedema puede producirse en uno o ambos lados del cuerpo. El tamaño de la hinchazón depende de la cantidad de líquido acumulado. El linfedema hereditario aparece inicialmente en las partes más externas de las extremidades. Esto suele provocar la hinchazón de los llamados dedos en caja, ya que su forma se asemeja a la de un cubo. La piel de las zonas afectadas suele ser áspera debido a la hinchazón. El linfedema adquirido aparece primero en el tronco del cuerpo y se extiende desde allí hacia las extremidades. En el caso de la cirugía, pueden aparecer inmediatamente después o en el plazo de dos años.

Los síntomas que pueden indicar un linfedema son

  • Hinchazón en un lado, la piel puede ser abollada por la presión de los dedos Rápidamente
  • Inicio de la fatiga en la extremidad afectada
  • Aumento del flujo sanguíneo (venas visibles)
  • Decoloración de la piel y cambios similares
  • Surcos y arrugas ensanchados en la piel, que no pueden distinguirse de las articulaciones (por ejemplo, en los dedos de los pies o de las manos)

Cuatro grados de gravedad del linfedema

  • Estadio 0, estadio latente No hay hinchazón visible; trastorno funcional de los vasos linfáticos detectable (gammagrafía linfática funcional)
  • Etapa 1, Hinchazón reversible Hinchazón suave; hoyuelos cuando se aplica presión al tejido, desaparece espontáneamente después de algún tiempo; no hay cambios en el tejido de la piel
  • Etapa 2, hinchazón irreversible La hinchazón es difícil de deprimir, no desaparece incluso cuando se eleva; se desarrolla fibrosis (exceso de tejido conectivo) alrededor del edema
  • Etapa 3, elefantiasis Las zonas afectadas se agrandan mucho y cambian de forma; se endurece la piel, se forman protuberancias; alto riesgo de infección y heridas profundas que no cicatrizan bien Sensación de presión, tensión y pesadez (también dolorosa) Ligero hormigueo, escozor o entumecimiento

Diagnóstico

El linfedema en sus primeras etapas es difícil de ver a simple vista. En este caso, los médicos se ayudan de una cinta métrica, que también puede utilizarse para detectar pequeñas hinchazones. Los signos visibles son pliegues cutáneos más profundos, decoloración y también piel áspera en el dorso de los dedos de las manos y de los pies, que es difícil o imposible de levantar. Para determinar la causa, el médico necesita información sobre operaciones, infecciones, accidentes o enfermedades recientes. Otro paso es un análisis de sangre, que proporciona información sobre posibles inflamaciones u otras enfermedades a través de valores individuales (por ejemplo, el contenido de proteínas, los valores del hígado).

Terapia

Drenaje linfático

El drenaje linfático es la forma más eficaz de terapia. Un terapeuta masajea el líquido acumulado en el tejido afectado. El tratamiento se apoya en el uso de vendas de compresión, medias y ciertos ejercicios de gimnasia. El objetivo es reducir las alteraciones de la piel y la hinchazón y aumentar la movilidad de las extremidades. La duración de la terapia depende del éxito del tratamiento. Por lo general, se continúa hasta que la circunferencia del miembro no puede reducirse más. La frecuencia del drenaje depende de la gravedad del edema. Por término medio, los tratamientos diarios durante un periodo de tres a seis semanas han resultado satisfactorios. El uso de medias de compresión especialmente fabricadas (también en los brazos) es de gran importancia para el éxito.

Hay que tener en cuenta que el linfedema en estadio 1 normalmente sólo puede reducirse al estadio 0. Los que se encuentran en los estadios 2 o 3 casi siempre requieren un tratamiento de por vida.

Lascontraindicaciones para el drenaje linfático son las enfermedades concomitantes de hipertensión arterial, como las cardiopatías coronarias, o la diabetes en relación con daños nerviosos (neuropatía diabética).

Terapia de ejercicios

Aquí se utiliza la capacidad de los músculos para apoyar al sistema linfático en su función de bombeo. En particular, se estimulan los grupos musculares de las extremidades afectadas. La presión resultante sobre las venas y los vasos linfáticos favorece la eliminación de las acumulaciones de líquido en el tejido. La natación, el ciclismo o la marcha nórdica, por ejemplo, han demostrado ser especialmente adecuados.

Medicamentos

Sólo son adecuados para el tratamiento del linfedema con pocas proteínas. Se utilizan los llamados diuréticos, que eliminan el agua de los tejidos. Sin embargo, en el caso de un edema rico en proteínas, éstas causarían más edema o fibrosis (tejido endurecido) al aumentar la concentración de proteínas.

Operaciones

Existe la posibilidad de realizar un injerto de vasos linfáticos en la extremidad afectada. Sin embargo, en la práctica no han tenido éxito. Termoterapia Este tratamiento naturista se basa en el efecto del calor y la compresión. El efecto curativo aún no ha sido demostrado por un estudio. Aspiración de tejidos Otro tratamiento invasivo que se utiliza raramente debido al alto riesgo de lesionar otros tejidos.

Previsión

El tratamiento precoz tiene muchas posibilidades de éxito. En el caso de un edema que ya existe desde hace tiempo, los síntomas secundarios que afectan a la piel, como el endurecimiento, a menudo ya no pueden revertirse. En cualquier caso, es esencial tener un cuidado especial de la piel. La piel debe cuidarse de forma cuidadosa e intensiva. Hay que tener especial cuidado con las uñas, y los afectados no deben llevar ninguna prenda que corte la piel. Sin embargo, si no se trata, el linfedema siempre aumentará de tamaño. La elasticidad de la piel disminuye y aparecen manchas ásperas. Además, la piel sobre el linfedema es menos sensible al tacto. La movilidad de las extremidades disminuye. En raras ocasiones, se produce un cambio maligno del edema, el llamado linfangiosarcoma.

Prevención

  • Asegúrate de hacer suficiente ejercicio (sin esforzarte demasiado).
  • Vigila tu peso, ya que el sobrepeso favorece los edemas.
  • No lleve ropa ni accesorios que le aprieten (ropa interior demasiado ajustada, medias, correas de reloj).
  • Las mediciones de la presión arterial, la toma de muestras de sangre o las inyecciones sólo deben realizarse en un brazo sano.
  • Evite las temperaturas extremas (calor, frío) y la luz solar intensa.
  • Cuida tu piel y haz que cualquier cambio (por ejemplo, rojeces o caspa) sea tratado a tiempo.

Principios editoriales

Toda la información utilizada para los contenidos procede de fuentes verificadas (instituciones reconocidas, expertos, estudios de universidades de renombre). Concedemos gran importancia a la cualificación de los autores y a la base científica de la información. Así nos aseguramos de que nuestra investigación se base en hallazgos científicos.

Danilo Glisic

Danilo Glisic
Autor

Como estudiante de biología y matemáticas, le apasiona escribir artículos de revista sobre temas médicos de actualidad. Debido a su afinidad por los números, los datos y los hechos, se centra en la descripción de resultados relevantes de ensayos clínicos.

El asistente personal de medicamentos

afgis-Qualitätslogo mit Ablauf Jahr/Monat: Mit einem Klick auf das Logo öffnet sich ein neues Bildschirmfenster mit Informationen über Medikamio GmbH & Co KG und sein/ihr Internet-Angebot: medikamio.com/ This website is certified by Health On the Net Foundation. Click to verify.
Medicamentos

Busca aquí nuestra extensa base de datos de medicinas de la A a la Z, con efectos e ingredientes.

Sustancias

Todas las sustancias activas con su aplicación, composición química y medicinas en las que están contenidas.

Enfermedades

Causas, síntomas y opciones de tratamiento para enfermedades y lesiones comunes.

El contenido que se muestra no sustituye al prospecto original del medicamento, especialmente en lo que respecta a la dosis y el efecto de cada uno de los productos. No podemos asumir ninguna responsabilidad por la exactitud de los datos, ya que los datos se han convertido en parte de forma automática. Siempre se debe consultar a un médico para el diagnóstico y otras cuestiones de salud. Más información sobre este tema se puede encontrar aquí.