Tétanos (trismo)

Tétanos (trismo)
Clasificación Internacional (CIE) A35

Básico

El tétanos es una enfermedad infecciosa aguda con un curso grave, que es provocada por la bacteria (Clostridium tetani).

El nombre de tétanos proviene del síntoma característico, es decir, una rigidez muscular parecida a un calambre. La rigidez muscular se localiza inicialmente sólo en la cara, antes de extenderse a todo el cuerpo en fases posteriores y puede llevar a la muerte si no se trata.

Dado que la mayoría de la población está vacunada contra el tétanos, esta enfermedad es muy poco frecuente hoy en día. Incluso si una persona no vacunada enferma, el brote de la enfermedad puede prevenirse bien con una vacunación combinada.

Aunque el tétanos se ha erradicado casi por completo en Europa y América del Norte gracias a la vacunación obligatoria, la OMS calcula que cada año mueren alrededor de un millón de personas en todo el mundo.

Causas

La infección por tétanos puede producirse como resultado de una lesión en la piel. Los agentes patógenos del tétanos, que se encuentran sobre todo en el suelo y en las heces de algunos animales, pueden penetrar en el organismo a través de la herida y producir su toxina, que acaba desencadenando la infección.

El peligro de infectarse con la bacteria existe sobre todo con pequeños cuerpos extraños, como astillas de madera, que permanecen en el tejido, o con grandes superficies de heridas muy sucias, bordes de heridas desgarrados y zonas de tejido mal perfundidas.

Los espasmos musculares típicos se desencadenan por la toxina tetánica (tetanospamina) que penetra a lo largo de los nervios hasta el cerebro o entra en el cerebro a través del torrente sanguíneo, donde inhibe ciertas áreas del cerebro.

El periodo de incubación es muy variable y suele ser de entre tres días y tres semanas. Si el periodo de incubación es más corto, el pronóstico suele empeorar.

Síntomas

Uno de los síntomas típicos del tétanos es el llamado trismo, en el que los músculos de la lengua y la mandíbula se tensan. Como resultado, la cara se contorsiona en una mueca, que se expresa con una sonrisa constante y cejas levantadas.

Otras quejas son:

  • Dolor de garganta
  • dificultad para tragar
  • Inquietud, irritabilidad
  • Cuello rígido y brazos o piernas acalambradas
  • Dolor de cabeza, fiebre, escalofríos y calambres
  • Palpitaciones del corazón (taquicardia), aumento de la presión arterial, aumento de la sudoración
  • Los calambres pueden ser desencadenados por el tacto o por estímulos visuales y táctiles

En el curso de la enfermedad, se producen más calambres en la espalda y los músculos abdominales. Si se producen calambres en los músculos de la vejiga y del intestino, hay estreñimiento o retención de orina. Más tarde, hay una incapacidad para hablar y llorar.

La muerte se produce cuando los músculos respiratorios se convulsionan. Sin embargo, si se toman medidas médicas intensivas a tiempo, la tasa de mortalidad por tétanos es del 10 al 20%, mientras que es mucho mayor si no se trata.

Diagnóstico

El diagnóstico se realiza sobre la base de los hallazgos clínicos típicos. Por lo tanto, se puede suponer que la rigidez muscular o los calambres como resultado de una herida indican claramente un diagnóstico de tétanos.

Otra opción de diagnóstico es una prueba que detecta la toxina de la bacteria del tétanos en el material de la herida o en el suero sanguíneo. Sin embargo, esta prueba no siempre es concluyente.

Si la inmunización básica está completa y se ha administrado la vacuna de refuerzo, el tétanos es muy poco probable. Sin embargo, sigue existiendo un ligero riesgo con el aumento de la edad, ya que el número de anticuerpos dirigidos contra la toxina del tétanos disminuye.

Terapia

Existen 3 reglas para el tratamiento adecuado del tétanos:

  • Hay que identificar el lugar de entrada y extirpar los bordes de la herida.
  • Neutralizar la toxina tetánica e inmunizar.
  • Los síntomas existentes deben ser tratados

Cortar la herida es esencial, especialmente en las heridas profundas, ya que la suciedad y el tejido muerto favorecen la multiplicación de las bacterias del tétanos. Algunos antibióticos pueden servir de ayuda, pero no sustituyen a la extirpación de la herida.

Como la toxina tetánica circula por el cuerpo después de la infección, deben inyectarse anticuerpos (inmunoglobulinas) dirigidos contra la toxina tetánica en los músculos de las nalgas y en los bordes de la herida.

También es importante mantener las vías respiratorias abiertas y tratar los espasmos musculares con medicación, ya que el espasmo de los músculos faciales y laríngeos puede provocar un deterioro de la ventilación. Puede ser necesaria la respiración artificial. Dado que la enfermedad no produce inmunidad, la inmunización completa contra el tétanos (=vacunación) es especialmente importante.

Previsión

Gracias a la vacunación y al moderno tratamiento médico intensivo, la tasa de mortalidad por tétanos es del 10 al 20%. La muerte se debe principalmente a problemas respiratorios causados por el tétanos.

En Alemania, sólo se han registrado 15 casos de tétanos en los últimos años, la mayoría de los cuales eran personas mayores. Antes de 1970, había mucho más de 100 casos al año.

Prevención

Para excluir la enfermedad del tétanos, hay que vacunarse en cualquier caso. Los bebés y niños pequeños suelen recibir la inmunización básica como una combinación de vacunas contra otras enfermedades. Después de la vacunación básica, hay que dar un refuerzo cada 10 años. Si ha olvidado la fecha de la última vacunación antitetánica, su médico puede realizar una prueba de título de vacunación antitetánica para determinar si hay suficientes anticuerpos circulando en su sangre.

En el caso de las personas mayores de 60 años, es especialmente importante mantenerse al día con la vacunación, ya que con el aumento de la edad, los anticuerpos se descomponen cada vez más, aumentando la probabilidad de contraer el tétanos.

Principios editoriales

Toda la información utilizada para los contenidos procede de fuentes verificadas (instituciones reconocidas, expertos, estudios de universidades de renombre). Concedemos gran importancia a la cualificación de los autores y a la base científica de la información. Así nos aseguramos de que nuestra investigación se base en hallazgos científicos.

Danilo Glisic

Danilo Glisic
Autor

Como estudiante de biología y matemáticas, le apasiona escribir artículos de revista sobre temas médicos de actualidad. Debido a su afinidad por los números, los datos y los hechos, se centra en la descripción de resultados relevantes de ensayos clínicos.

El asistente personal de medicamentos

afgis-Qualitätslogo mit Ablauf Jahr/Monat: Mit einem Klick auf das Logo öffnet sich ein neues Bildschirmfenster mit Informationen über Medikamio GmbH & Co KG und sein/ihr Internet-Angebot: medikamio.com/ This website is certified by Health On the Net Foundation. Click to verify.
Medicamentos

Busca aquí nuestra extensa base de datos de medicinas de la A a la Z, con efectos e ingredientes.

Sustancias

Todas las sustancias activas con su aplicación, composición química y medicinas en las que están contenidas.

Enfermedades

Causas, síntomas y opciones de tratamiento para enfermedades y lesiones comunes.

El contenido que se muestra no sustituye al prospecto original del medicamento, especialmente en lo que respecta a la dosis y el efecto de cada uno de los productos. No podemos asumir ninguna responsabilidad por la exactitud de los datos, ya que los datos se han convertido en parte de forma automática. Siempre se debe consultar a un médico para el diagnóstico y otras cuestiones de salud. Más información sobre este tema se puede encontrar aquí.