Acné en nuestras latitudes

Adolescente con problemas de acné exprimiendo un grano en el interior

Anuncio

Al ser la enfermedad cutánea más común, el acné es un término familiar para casi todo el mundo, ya que la mayoría conoce esta enfermedad de la piel durante la pubertad. Incluso en invierno, diferentes variantes de la enfermedad dermatológica pueden asolarnos.

Adolescente con problemas de acné exprimiendo un grano en el interior

shutterstock.com / New Africa

¿Qué es el acné?

No toda la piel con manchas se asocia inmediatamente con el acné. La enfermedad de la piel en sí misma no puede definirse con exactitud, ya que el acné se presenta de diferentes maneras. La mayoría de las veces, la enfermedad aparece en la cara en relación con los granos y las espinillas. Más raramente, también se observa en las zonas del escote y la espalda.

Acné vulgar:

La forma más común de expresión es el acné vulgar, o acné común. Los cambios hormonales en el cuerpo debidos a la pubertad en los adolescentes pueden hacer que se desarrollen tres niveles diferentes de gravedad. Los andrógenos, las hormonas sexuales masculinas, se producen más en los hombres y en menor cantidad en las mujeres durante la pubertad. Esta hormona estimula la producción de sebo en la piel. Sin embargo, los cambios hormonales durante la pubertad también hacen que el material córneo de la piel sea más prominente, cerrando las salidas de las glándulas sebáceas. Los puntos negros blancos se desarrollan como resultado de la acumulación de sebo bajo la piel.

Por lo general, los dos primeros grados de acné común no presentan ninguna dificultad en el tratamiento terapéutico en la edad adulta. En el tercer subtipo, también llamado acné conglobata, pueden aparecer cicatrices mientras se cura.

Muchas de las otras formas de acné, como el acné medicamentoso o el acné inverso, tienen otras causas como los antibióticos, el estrés o la dieta. La época del año, especialmente el invierno, también puede presentar dificultades para prevenir el acné.

Acné en invierno:

Cuando las temperaturas bajan durante los meses de invierno, también aumenta el riesgo de desarrollar una afección dermatológica como el acné. El aire fuera de las cuatro paredes es frío y seco, lo que significa que nuestro mayor órgano, la piel, puede absorber menos humedad del aire. La epidermis, la capa más externa de la piel, disminuye la presencia de nuestra fina capa ácida protectora. Como resultado, la actividad antibacteriana se reduce al mínimo y los factores ambientales nocivos, como la radiación UV, pueden resecar y dañar la superficie de la piel.

Según el Prof. Dr. Okamoto, dermatólogo de Viena, el aire frío y seco de las aberturas de las ventanas del apartamento se calienta. Sin embargo, este aire ambiente no tiene suficiente humedad y, además, se seca aún más al calentarlo en el interior. El resultado es la sequedad de la boca y la nariz, así como el picor y la sequedad de la piel. Estos factores de los meses de invierno ofrecen una superficie de ataque favorable para las influencias externas dañinas, que pueden tener como consecuencia el acné.

El acné y la dieta:

La dieta también puede ser un aspecto importante de la enfermedad del acné. Una revisión sistemática de catorce estudios diferentes encontró una relación entre el acné y el consumo de lácteos. El meta-análisis, publicado en 2018 en la revista Nutrition, evaluó un total de 78.529 participantes de los diferentes estudios. Se descubrió que la ingesta de leche y productos lácteos se asociaba a una mayor probabilidad de acné en individuos de 7 a 30 años, independientemente de la cantidad o la frecuencia.

Sin embargo, debido al sesgo en el diseño y el proceso de los estudios (dos estudios contaban sólo con mujeres, tres con sólo hombres, diferentes cuestionarios para completar, etc.), este meta-análisis debe interpretarse con precaución.

En general, se cree que los factores dietéticos son un factor importante en el acné vulgar, ya que el consumo de lácteos, así como de carbohidratos, puede activar una proteína específica (mTORC1) que es responsable de la producción de sebo, entre otras cosas.

En pocas palabras:

Debido a la variación de los factores de riesgo que pueden conducir a diferentes formas de acné, la enfermedad es el diagnóstico dermatológico más común en nuestras latitudes con un 22-32%. Aunque las manifestaciones más leves de la enfermedad dermatológica también pueden tratarse mediante el lavado y el aseo regular del cuerpo, es necesario visitar a un dermatólogo para hacer un diagnóstico concreto.

Fuentes

Autor

Danilo Glisic

Última actualización

16.12.2020

Anuncio

Compartir

Anuncio

El asistente personal de medicamentos

Medicamentos

Busca aquí nuestra extensa base de datos de medicinas de la A a la Z, con efectos e ingredientes.

Sustancias

Todas las sustancias activas con su aplicación, composición química y medicinas en las que están contenidas.

Enfermedades

Causas, síntomas y opciones de tratamiento para enfermedades y lesiones comunes.

El contenido que se muestra no sustituye al prospecto original del medicamento, especialmente en lo que respecta a la dosis y el efecto de cada uno de los productos. No podemos asumir ninguna responsabilidad por la exactitud de los datos, ya que los datos se han convertido en parte de forma automática. Siempre se debe consultar a un médico para el diagnóstico y otras cuestiones de salud. Más información sobre este tema se puede encontrar aquí.

This website is certified by Health On the Net Foundation. Click to verify.