Mito: ¿La deficiencia de serotonina como causa de la depresión?

Primer plano de una píldora con cara sonriente en una mano

La depresión es probablemente una de las enfermedades mentales más importantes y conlleva un alto nivel de sufrimiento para los afectados y a menudo también para su entorno social. La depresión es objeto de muchas investigaciones, pero aún no está claro qué procesos bioquímicos causan la enfermedad. La hipótesis de la serotonina se pone ahora a prueba.

Primer plano de una píldora con cara sonriente en una mano

KatarzynaBialasiewicz / iStock

¿Qué se sabe sobre la causa de la enfermedad?

Hoy en día se supone que la enfermedad se desarrolla a partir de la interacción de varios factores (la llamada patogénesis multifactorial). Según esto, existen tanto influencias neurobiológicas que favorecen la aparición de esta condición psicológica, como desencadenantes ambientales, especialmente en el aspecto psicosocial.

Desde el punto de vista neurobiológico, los factores genéticos en particular se asocian a una mayor susceptibilidad a la depresión. Sobre esta base, un cambio en el eje de las hormonas del estrés provoca un desequilibrio de las sustancias mensajeras en determinadas zonas del cerebro, lo que provoca el estado depresivo. Desde el punto de vista terapéutico, se intenta tratar estos factores neurobiológicos mediante la administración de medicamentos (psicofármacos, especialmente antidepresivos).

Desde el punto de vista psicosocial, las experiencias traumáticas tempranas, en particular, han sido identificadas como factores de susceptibilidad para una enfermedad depresiva posterior sobre la base de la vulnerabilidad existente determinada genéticamente. Los factores desencadenantes que pueden conducir a un estado depresivo son, por ejemplo, las experiencias de pérdida o la sobrecarga crónica en las esferas sociales de referencia (familia, amigos, entorno profesional, etc.). La intervención terapéutica en este caso es a través de la psicoterapia, especialmente la terapia de conversación.

Cabe señalar que las vertientes psicosocial y neurobiológica no son en absoluto opuestas, sino que se complementan. Por ello, sería un error afirmar que una enfermedad depresiva tiene sólo causas biológicas o sólo psicosociales. Los enfoques terapéuticos deben contemplar ambos aspectos, por lo que hoy en día es común la terapia de la depresión con un tratamiento tanto farmacológico como psicoterapéutico.

Una mujer pensativa se sienta en el sofá y mira hacia otro lado

fizkes / iStock

La hipótesis de la serotonina: el estado actual de los conocimientos

Desde los años sesenta se supone que un desequilibrio en el balance de la serotonina conduce a los trastornos depresivos. Esta hipótesis condujo al desarrollo de varios fármacos, sobre todo los llamados "inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina" (ISRS) en la década de 1990. Se suponía que estos fármacos aumentaban la serotonina en la hendidura sináptica. La hipótesis de que una simple falta de serotonina provocaría trastornos depresivos quedó pronto obsoleta, ya que pronto se vio que este simple enfoque explicativo se quedaba corto. A medida que avanzaba la investigación sobre el cerebro, surgió un sistema de complicadas interacciones en el metabolismo cerebral, cuyo principio funcional no ha podido ser interpretado con precisión. Aunque la conexión ha sido cada vez más cuestionada en los últimos tiempos, el persistente rumor de que las enfermedades depresivas están asociadas al metabolismo de la serotonina persiste hasta hoy. La hipótesis se sigue manteniendo y apoyando en los libros de texto de psiquiatría más importantes.

Un nuevo estudio hace tambalear el mito de la serotonina

Supuestos y consideraciones iniciales del nuevo estudio

Un estudio de la psiquiatra e investigadora británica Joanna Moncrieff y su equipo, publicado en la reputada revista Nature en julio de 2022, hace tambalear la hipótesis de que la depresión está asociada a cualquier tipo de desequilibrio en el balance de la serotonina hasta sus cimientos.

El equipo en torno a Moncrieff asumió las hipótesis según las cuales un cierto efecto positivo de los ISRS en el cuadro clínico no se debe a su modo de acción real, sino a un mayor efecto placebo o a la propiedad de los ISRS de limitar o embotar generalmente las emociones. A pesar de la gran influencia de la teoría de la serotonina, especialmente en el tratamiento de los trastornos depresivos, ha faltado una revisión exhaustiva que resuma los principales hallazgos sobre la teoría.

El objetivo de este estudio fue, por tanto, realizar una revisión sistemática de todas las pruebas establecidas relacionadas con la hipótesis de la serotonina.

Diseño de la investigación / metodología

Debido al gran número de resultados de investigación que había que tener en cuenta, se llevó a cabo la llamada "revisión paraguas". Esta forma de revisión proporciona una visión general de las revisiones sistemáticas y los metaestudios ya disponibles en el campo de investigación respectivo. Debido a la gran cantidad de datos procesados y considerados, estas "revisiones paraguas" representan uno de los niveles más altos posibles de síntesis de la evidencia.

En primer lugar, se realizó una revisión de los informes de investigación que apoyaban la hipótesis de la serotonina, de la que se derivaron seis preguntas clave, por ejemplo, si los enfermos deprimidos tenían niveles de serotonina más bajos en comparación con la población normal no deprimida o si se podía demostrar un cambio significativo en los receptores en los enfermos deprimidos en comparación con la población normal.

Los criterios de inclusión de los resultados de las investigaciones revisadas se seleccionaron para garantizar que se dispusiera de las mejores pruebas disponibles en el respectivo campo de investigación. Se excluyeron los estudios con animales y los que trataban exclusivamente de la depresión como resultado de una enfermedad física, como por ejemplo después de un accidente cerebrovascular. No se establecieron restricciones en cuanto al idioma o al año de publicación del respectivo estudio. De las áreas de investigación en las que no había habido ninguna revisión sistemática o metaestudio en los últimos 10 años, se incluyeron en la Revisión general los diez estudios más recientes en este campo.

Resultados

El Umbrella Review no encontró pruebas de una relación entre la actividad alterada de la serotonina y los síntomas de la depresión. Aunque había algunas pruebas que relacionaban el trastorno con una inactividad general de la serotonina, los resultados de estos estudios estaban sujetos a grandes incertidumbres, principalmente debido a las pequeñas muestras y a la posible confusión de los resultados por el uso previo de antidepresivos. Del mismo modo, los estudios anteriores que asociaban el trastorno con la deficiencia de triptófano eran de baja certeza, y su potencia también está limitada por diseños de estudio inadecuados.

Una revisión exhaustiva de las principales contribuciones de la investigación sobre el tema muestra que no hay pruebas convincentes para la hipótesis en la que la depresión está asociada con una menor concentración o actividad de la serotonina, o causada por cualquier asociación.

Una hipótesis ampliada que añade el estrés externo a la hipótesis de la serotonina tampoco puede confirmarse como resultado del "Umbrella Review". En cambio, los resultados de algunos estudios que sugieren una débil conexión de la enfermedad con el equilibrio de la serotonina o una deficiencia de triptófano están relacionados con los efectos de una ingesta previa de antidepresivos. Sin embargo, esta suposición no ha podido ser corroborada suficientemente debido a la falta de pruebas consistentes.

Interpretación de los resultados

La teoría de que un desequilibrio químico en el metabolismo del cerebro conduce a las enfermedades depresivas puede considerarse extremadamente sacudida por esta "Revisión del paraguas". En particular, pone en tela de juicio el enfoque hasta ahora habitual del tratamiento farmacológico con ISRS. Los resultados del estudio indican incluso que el uso a largo plazo de estos fármacos puede conducir a una disminución de los niveles de serotonina, lo que podría significar que un aumento de la concentración de serotonina en la sangre es compensado por los antidepresivos y, por tanto, los fármacos tienen exactamente el efecto contrario al previsto. Por el contrario, el "Umbrella Review" muestra que son sobre todo los acontecimientos vitales estresantes y traumáticos los que tienen una mayor influencia en el riesgo de caer en la depresión.

Los resultados de la investigación son de gran importancia por dos razones en particular: por un lado, se cuestiona el enfoque actual del tratamiento con ISRS y posiblemente incluso se asocia con efectos negativos a largo plazo en el cuadro clínico. Por otro lado, hay implicaciones para la autoimagen de los enfermos y su actitud a menudo fatalista hacia la enfermedad. La suposición, mantenida durante mucho tiempo, de que la depresión se debe a un trastorno del metabolismo cerebral ha privado a muchos enfermos de la perspectiva de una mejora de su estado, especialmente sin medicación a largo plazo. Investigaciones recientes demuestran ahora que, más que los desequilibrios del metabolismo cerebral, los acontecimientos vitales traumáticos están asociados a la enfermedad depresiva. Las investigaciones posteriores tendrán que demostrar qué enfoques de tratamiento pueden aliviar más eficazmente los síntomas de esta grave enfermedad. Tras el largo camino equivocado en lo que respecta al tratamiento con ISRS, el estudio, con sus indicaciones de causas principalmente psicosociales, podría marcar nuevos impulsos en el campo de la psicoterapia o terapia de conversación.

No obstante, los afectados nunca deben dejar de tomar antidepresivos sin consultar a sus terapeutas.

Primer plano de una conversación psicológica con el terapeuta

Prostock-Studio / iStock

Conclusión

Durante mucho tiempo, la depresión se asoció a un trastorno del metabolismo cerebral. Los medicamentos, especialmente los ISRS, siguen considerándose el "estándar de oro" para el tratamiento. Este "Umbrella Review" hace tambalear la hipótesis de la serotonina hasta sus cimientos e incluso aporta pruebas de que la toma de ISRS conlleva efectos adversos en el cuadro clínico a largo plazo. En cambio, hay indicios de que los conceptos de tratamiento deberían centrarse más en el tratamiento de los acontecimientos externos de la esfera psicosocial.

Principios editoriales

Toda la información utilizada para los contenidos procede de fuentes verificadas (instituciones reconocidas, expertos, estudios de universidades de renombre). Concedemos gran importancia a la cualificación de los autores y a la base científica de la información. Así nos aseguramos de que nuestra investigación se base en hallazgos científicos.

Olivia Malvani

Olivia Malvani
Autor

Como estudiante de ciencias de la nutrición, escribe artículos de revista sobre temas médico-farmacéuticos de actualidad y los combina con su interés personal por la nutrición preventiva y la promoción de la salud.

Última actualización

19.10.2022

Compartir

El asistente personal de medicamentos

afgis-Qualitätslogo mit Ablauf Jahr/Monat: Mit einem Klick auf das Logo öffnet sich ein neues Bildschirmfenster mit Informationen über Medikamio GmbH & Co KG und sein/ihr Internet-Angebot: medikamio.com/ This website is certified by Health On the Net Foundation. Click to verify.
Medicamentos

Busca aquí nuestra extensa base de datos de medicinas de la A a la Z, con efectos e ingredientes.

Sustancias

Todas las sustancias activas con su aplicación, composición química y medicinas en las que están contenidas.

Enfermedades

Causas, síntomas y opciones de tratamiento para enfermedades y lesiones comunes.

El contenido que se muestra no sustituye al prospecto original del medicamento, especialmente en lo que respecta a la dosis y el efecto de cada uno de los productos. No podemos asumir ninguna responsabilidad por la exactitud de los datos, ya que los datos se han convertido en parte de forma automática. Siempre se debe consultar a un médico para el diagnóstico y otras cuestiones de salud. Más información sobre este tema se puede encontrar aquí.