Arritmias cardíacas

Arritmias cardíacas
Clasificación Internacional (CIE) I49.-
Síntomas Inundación urinaria, Inconsciencia, Alteraciones visuales, Dificultad para respirar, Ansiedad/nerviosismo, Dolor en el pecho, Reducción de las prestaciones, Mareos, Tropiezo del corazón, Palpitaciones
Posibles causas Defecto de la válvula del corazón, Hipertiroidismo, Medicamentos, Presión arterial alta, Inflamación del músculo cardíaco, Insuficiencia cardíaca, Ataque al corazón, Enfermedad coronaria
Posibles factores de riesgo Enfermedad coronaria, Insuficiencia cardíaca, Síndrome de Wolf Parkinson White, Embolia pulmonar, Hipertiroidismo, Sobrepeso, Alcohol, Alta edad, Presión arterial alta, Defecto de la válvula mitral

Básico

Las arritmias cardíacas son irregularidades de los latidos normales del corazón. Se puede distinguir si el corazón late demasiado rápido (taquicardia), demasiado lento (bradicardia) o irregularmente (arritmia). Algunas arritmias no son motivo de preocupación, mientras que otras pueden tener consecuencias mortales. Por lo tanto, las arritmias cardíacas deben ser examinadas por un médico.


¿Cómo se produce el latido del corazón?

En general, los impulsos eléctricos para el latido del corazón son generados por una pequeña zona en la aurícula derecha humana, el llamado nodo sinusal. A continuación, éstas se dirigen a ambas aurículas, que se contraen (es decir, se contraen) como resultado de este estímulo. Entre las aurículas y los ventrículos, el tejido conectivo del esqueleto cardíaco forma una capa que aísla estos impulsos eléctricos. En consecuencia, los impulsos cargados sólo se transmiten a las cámaras del corazón en la unión específica entre la aurícula y el ventrículo, el llamado nodo atrioventricular (nodo AV para abreviar). Estas cargas eléctricas fluyen a lo largo del sistema de conducción de la excitación (formado por: el haz de His, el haz ventricular y la fibra de Purkinia) hasta el ápice del corazón. En los humanos, el ápice (apex cordis) está orientado hacia la parte inferior-ventral izquierda (en el lado abdominal). A partir de este punto, todo el músculo cardíaco se contrae, bombeando así la sangre al gran sistema circulatorio. Si el nódulo sinusal no puede generar cargas eléctricas de forma adecuada, si estos estímulos no se transmiten con la suficiente eficacia o si se producen otros impulsos en el corazón además de éstos, podrían desarrollarse arritmias cardíacas en determinadas circunstancias. Existen arritmias cardíacas "peligrosas" y "menos peligrosas".

Clasificación de las arritmias cardíacas

Las arritmias cardíacas pueden clasificarse según el lugar donde se originan (aurícula o ventrículo), así como según la frecuencia cardíaca. Algunos factores, como el esfuerzo físico, la excitación, la enfermedad o la medicación, también pueden provocar un cambio en los latidos normales del corazón sin que se considere patológico.

Taquicardia

La taquicardia es cuando el corazón late demasiado rápido. El pulso es superior a 100 latidos por minuto en reposo.

Origen: en el atrio

Fibrilación auricular: En este caso, los impulsos desordenados de la aurícula entran en el ventrículo muy rápidamente uno tras otro.

Taquicardia supraventricular: Los impulsos adicionales se producen en la aurícula. Como resultado, el corazón late más rápido. Esta llamada aceleración del corazón puede producirse repentinamente y durar desde varios minutos hasta horas.

Síndrome de Wolf-Parkinson-White (WPW): Existe una conducción adicional entre la aurícula y el ventrículo, que está presente desde el nacimiento. Esta conducción conduce a la taquicardia.

Origen: en el ventrículo

Fibrilación ventricular: Con este tipo de arritmia cardíaca, ya no se puede asumir que el corazón late correctamente. En cambio, se mueve más de 300 veces por minuto. Este movimiento del corazón es muy descoordinado. Como resultado, la sangre ya no se transporta suficientemente por el cuerpo. Cuando se produce esta situación, también se denomina "parada cardíaca funcional".

Taquicardia ventricular: Esta arritmia cardíaca se considera muy peligrosa. Se produce cuando se generan impulsos adicionales en las cámaras del corazón, lo que hace que el corazón lata más rápido y de forma cada vez más ineficiente. La taquicardia ventricular puede conducir a la fibrilación ventricular.

Bradicardia

La bradicardia es la condición en la que el corazón late demasiado lentamente. El pulso es inferior a 60 latidos por minuto. Los especialistas no consideran que la bradicardia sea médicamente relevante hasta que la frecuencia cardíaca es inferior a 50 latidos por minuto. Las personas bien entrenadas también pueden tener una frecuencia cardíaca lenta en reposo inferior a 60 latidos por minuto sin que la causa sea una enfermedad. En este caso, se habla de la llamada bradicardia sinusal.

Disfunción del nódulo sinusal (síndrome del seno enfermo):

La función de marcapasos natural del nodo sinusal ya no está presente. Como resultado, hay una ralentización de los latidos del corazón.

Bloqueo cardíaco:

La transmisión del impulso de excitación no se produce o se retrasa. Se distingue entre el bloqueo auricular sinusal (SA), en el que la conducción entre el nodo sinusal y la aurícula está alterada, y el bloqueo aurículo-valvular (AV), en el que la conducción entre la aurícula y el ventrículo no se produce correctamente.

Extrasístoles (latidos extra):

Las extrasístoles son latidos extra que no siguen el ritmo básico regular. Estos latidos adicionales pueden producirse antes o después del ritmo básico. Pueden ser latidos individuales, pero también varios o agrupados. Todo ello, en combinación, da lugar a un ritmo cardíaco irregular.

Causas

Las arritmias cardíacas suelen producirse cuando la conducción del corazón está alterada o bloqueada. En la mayoría de los casos, las enfermedades del corazón son el motivo. Las arritmias se desencadenan porque las células del corazón no reciben suficiente oxígeno o por la presencia de cicatrices (por ejemplo, de un infarto) en el músculo cardíaco. Las siguientes enfermedades y factores se consideran las causas más comunes de las arritmias cardíacas:

Los siguientes factores también pueden estar implicados en el desarrollo de arritmias cardíacas

  • Edad: Con la edad, el corazón suele sufrir un cambio y pueden producirse arritmias.
  • Hipertiroidismo: Las hormonas tiroideas provocan una aceleración de los latidos del corazón. En el peor de los casos, puede producirse una fibrilación auricular.
  • Sobrepeso: Además del desarrollo de la cardiopatía isquémica, el sobrepeso también puede favorecer las arritmias cardíacas (principalmente la fibrilación auricular).
  • Diabetes mellitus: La hipoglucemia puede desencadenar arritmias cardíacas y aumentar la probabilidad de desarrollar una cardiopatía.
  • Apnea del sueño: La apnea del sueño es el término utilizado para describir las pausas cortas en la respiración (apnea) durante el sueño. Esto puede ser la causa de la bradicardia y la fibrilación auricular.
  • Minerales: Las sales sanguíneas de potasio, calcio, magnesio y sodio son importantes para la conducción. Una concentración alterada en la sangre puede provocar arritmias cardíacas.
  • Alcohol: El consumo excesivo puede favorecer sobre todo la fibrilación auricular.
  • Intoxicantes: aquí destacan la cocaína y el éxtasis, responsables de arritmias cardíacas.

Los factores de riesgo de la fibrilación auricular son

  • Enfermedad coronaria (CHD)
  • Insuficiencia cardíaca
  • Defecto de la válvula cardíaca (defecto de la válvula mitral)
  • Presión arterial alta
  • Edad avanzada
  • Alcohol
  • Obesidad
  • Hipertiroidismo (glándula tiroidea hiperactiva)
  • Embolia pulmonar

En el síndrome de Wolf-Parkinson-White (WPW), también puede producirse taquicardia (palpitaciones) como resultado de una conducción adicional congénita entre la aurícula y el ventrículo.

Los siguientes factores pueden aumentar la probabilidad de taquicardia ventricular y fibrilación ventricular

  • Enfermedad coronaria (CHD)
  • Infarto de miocardio (ataque al corazón)
  • Insuficiencia cardíaca
  • Defecto de la válvula del corazón
  • Inflamación del músculo cardíaco (miocarditis)
  • Miocardiopatía dilatada, en la que las cavidades del corazón se dilatan, provocando una insuficiencia cardíaca.
  • Medicamentos, como los glucósidos cardíacos y la quinidina, tomados en dosis excesivas.
  • Deficiencia de potasio
  • Accidente eléctrico (por descarga eléctrica violenta)

Factores que pueden favorecer la bradicardia (ritmo cardíaco demasiado lento)

  • La vejez
  • Apnea del sueño (interrupción breve de la respiración durante el sueño)
  • Medicamentos: glucósidos cardíacos y quinidina en dosis excesivas.
  • Enfermedad coronaria (CHD)
  • Infarto de miocardio
  • Insuficiencia cardíaca

Síntomas

Los síntomas de la arritmia cardíaca pueden manifestarse de diferentes maneras. La percepción subjetiva de cada persona afectada es igual de diferente. Mientras que algunas personas experimentan las arritmias cardíacas como algo muy amenazante, otras pueden percibirlas de forma muy condicionada o no percibirlas en absoluto.

En caso de taquicardia pueden manifestarse las siguientes molestias

  • Palpitaciones: El pulso es muy elevado, puede ser regular pero también irregular. Esto puede indicar fibrilación auricular o síndrome de WPW.
  • Tropiezo del corazón: El latido del corazón es muy irregular, lo que se siente como un tropiezo o un golpe sordo.
  • Mareos: Los signos incluyen la pérdida de orientación en el espacio, que se debe a una caída de la presión arterial.
  • Disminución del rendimiento: los pacientes son menos capaces de trabajar bajo presión porque el corazón ya no funciona eficazmente.
  • Ansiedad/nerviosismo: Esto se debe a que las personas afectadas perciben las arritmias cardíacas como algo muy amenazante.
  • Dolor en el pecho: Como el corazón late muy rápido, también necesita más oxígeno. Como resultado, puede producirse una angina de pecho (ataque al corazón).
  • Dificultad para respirar: Esto puede indicar un ataque de angina de pecho.
  • Alteraciones visuales o ennegrecimiento delante de los ojos: Como el corazón deja de funcionar eficazmente, la presión arterial baja y se producen alteraciones visuales.
  • Inconsciencia: Un corazón que late muy rápido puede equipararse a un estado de parada circulatoria. Si no se presta ayuda, esta situación puede poner en peligro la vida.
  • Inundación urinaria: En ocasiones, los pacientes pueden excretar grandes cantidades de orina debido a la arritmia cardíaca.

Las siguientes molestias son características de la bradicardia

  • Ritmo cardíaco demasiado lento: menos de 60 latidos por minuto
  • Mareos: La persona afectada sufre una pérdida de orientación en el espacio y se vuelve inestable. Esto se explica por el hecho de que la presión arterial desciende porque el corazón deja de latir con eficacia.
  • Reducción del rendimiento: las personas afectadas son cada vez menos capaces de trabajar bajo presión, ya que el corazón no puede trabajar plenamente.
  • Ansiedad/nerviosismo: Las arritmias cardíacas se perciben como muy amenazantes.
  • Suspensión del pulso: Si la persona afectada sufre un bloqueo aurículo-ventricular (AV), los impulsos del corazón dejan de transmitirse correctamente.
  • Alteraciones visuales o ennegrecimiento delante de los ojos: si el corazón no puede realizar su trabajo de forma eficiente, se produce una caída de la presión arterial y, por tanto, alteraciones visuales.
  • Pérdida de conocimiento (síncope): Si el corazón late demasiado despacio, puede producirse una pérdida de conocimiento.

Si ya se conocen las enfermedades cardiovasculares, se debe consultar a un médico si se presenta algún síntoma. A menudo, las arritmias cardíacas son inofensivas. Sin embargo, sólo un médico puede decidirlo.

Diagnóstico

Las arritmias cardíacas, así como otros cambios en la actividad del corazón, se reconocen mejor por la alteración del pulso, que puede ser demasiado lento (bradicardia), demasiado rápido (taquicardia) o irregular (arritmia). Además, el médico le preguntará por los medicamentos que esté tomando si sospecha que se trata de una arritmia cardíaca, ya que algunos medicamentos pueden provocar un cambio en la actividad del corazón si se dosifican incorrectamente (por ejemplo, las hormonas tiroideas).

Las siguientes pruebas se utilizan para diagnosticar las arritmias

  • ECG en reposo: El médico puede utilizar el ECG en reposo para saber si la arritmia se produce en la aurícula o en el ventrículo y qué tipo de arritmia está presente.
  • ECG de larga duración: Algunas arritmias cardíacas sólo se producen de vez en cuando, por lo que un ECG de larga duración es útil para un mejor diagnóstico. Esto abarca un periodo de 24 a 48 horas.
  • ECG de esfuerzo: Algunas arritmias cardíacas sólo se producen en situaciones de estrés. En este caso, se puede utilizar un ECG de esfuerzo. La grabación se realiza mientras se monta en un ergómetro de bicicleta.

Otros métodos de examen

En algunos casos también puede ser necesario realizar más exámenes electrofisiológicos. Este examen sirve para averiguar el tipo, el lugar de origen de la arritmia cardíaca y la eficacia de la medicación.

  • Ecocardiografía: Este examen ecográfico puede utilizarse para detectar defectos en las válvulas del corazón y cambios en la función de bombeo del corazón (insuficiencia cardíaca). Además, también se pueden diagnosticar las alteraciones causadas por la hipertensión arterial de larga duración.
  • Cateterismo cardíaco: El examen con catéter cardíaco proporciona principalmente información sobre si existe una cardiopatía coronaria o un defecto de las válvulas cardíacas. Se introduce un tubo fino a través de un vaso (arteria o vena) hasta el corazón. A continuación se inyecta un medio de contraste para poder visualizar determinados vasos cardíacos (vasos cardíacos enfermos). En algunos casos, el catéter está provisto de un globo y un soporte vascular (es decir, un stent), lo que permite dilatar los estrechamientos coronarios con el globo y asegurarlos con el soporte fijado posteriormente para que el vaso permanezca abierto.
  • Resonancia magnética cardíaca: Este examen muestra si existe una enfermedad de las arterias coronarias (cambios patológicos en los vasos coronarios) o un defecto de las válvulas cardíacas.
  • Pruebas de laboratorio: En el examen de laboratorio se comprueba si un trastorno metabólico, como el hipertiroidismo (glándula tiroidea hiperactiva) o la diabetes mellitus (diabetes), es el responsable de la arritmia.

Si se sospecha de una arritmia cardíaca, se debe dar la siguiente información al médico

  • Todos los medicamentos tomados, esto también se aplica a los preparados de hierbas y de venta libre.
  • Siempre debe anotarse a qué hora se produjo la arritmia y qué actividad se estaba realizando.
  • Deben mencionarse todas las enfermedades existentes.

Terapia

La terapia de la arritmia cardíaca depende de si se puede encontrar una causa, si es así, cuál es y si se puede tratar.

Si, además de la arritmia, existe otra enfermedad cardíaca (cardiopatía isquémica, defecto de la válvula cardíaca, hipertensión arterial, inflamación del músculo cardíaco, insuficiencia cardíaca), ésta se tratará primero. Sin embargo, si el paciente no padece ninguna otra enfermedad subyacente (especialmente ninguna insuficiencia cardíaca), en algunos casos no es necesario tratar urgentemente la arritmia.

La situación es diferente si la función del corazón está gravemente afectada por la enfermedad cardíaca. En este caso, deben tratarse tanto la enfermedad subyacente como la arritmia.

Además, también deben eliminarse los factores de riesgo de arritmia. Entre ellos se encuentran el hipertiroidismo, la obesidad o la diabetes mellitus.

Existen varios fármacos para tratar las arritmias cardíacas. Sin embargo, estos fármacos sólo deben tomarse con precaución, ya que pueden provocar arritmias peligrosas. Por ello, los beneficios y los riesgos deben sopesarse cuidadosamente junto con el médico que trata al paciente.

Los siguientes medicamentos se utilizan para las arritmias taquicárdicas

  • Bloqueadores de los canales de sodio: Los bloqueadores de los canales de sodio inhiben la propagación de la excitación en el miocardio auricular y ventricular. De este modo, provocan una reducción de la frecuencia cardíaca. Como efecto secundario, puede producirse fibrilación ventricular.
  • Betabloqueantes: ralentizan los latidos del corazón, por lo que se utilizan especialmente en pacientes con enfermedades coronarias. Los efectos secundarios pueden incluir dolor de cabeza, sequedad de boca, mareos y presión arterial baja. Los asmáticos pueden experimentar un aumento de los ataques de asma.
  • Bloqueadores de los canales de potasio: Los bloqueadores de los canales de potasio tienen el efecto de reducir la frecuencia cardíaca. Dependiendo del fármaco, pueden producirse efectos secundarios como alteraciones hepáticas y trastornos neurológicos.
  • Bloqueadores de los canales de calcio: Algunos bloqueadores de los canales de calcio (por ejemplo, el verapamilo) provocan una disminución de la frecuencia cardíaca. Los efectos secundarios incluyen dolor de cabeza, disminución de la presión arterial, retención de agua alrededor de los tobillos (edema).

En algunas formas de arritmia cardíaca (como la fibrilación auricular), también se utilizan anticoagulantes como el fenprocumón. Esto se debe a que las propiedades de flujo de la sangre pueden verse alteradas en las arritmias cardíacas, lo que facilita la formación de coágulos. Esto puede provocar una obstrucción de los demás órganos y, posteriormente, causar un accidente cerebrovascular. La medicación anticoagulante minimiza este peligro.

En el caso de la bradicardia, se utilizan principalmente los llamados parasimpaticolíticos, como la atropina, o los simpaticomiméticos, como la adrenalina.

Intervenciones

  • Ablación con catéter: Algunas arritmias cardíacas, como las taquicardias de las aurículas (supraventriculares) o una forma especial de arritmia auricular, pueden tratarse mediante un procedimiento denominado ablación con catéter. Consiste en utilizar un catéter cardíaco (tubo fino y flexible) para destruir los puntos de tejido del músculo cardíaco que son posibles desencadenantes de la arritmia.
  • Marcapasos: El marcapasos se utiliza para tratar un ritmo cardíaco demasiado lento (bradicardia), una disfunción del nódulo sinusal o un bloqueo cardíaco.
  • Cardioversor/desfibrilador implantable (DCI): Este dispositivo se utiliza principalmente para la taquicardia ventricular. Si se produce una arritmia cardíaca peligrosa, el dispositivo puede detectarla inmediatamente y aplicar una descarga eléctrica. Esto devuelve los latidos del corazón a la normalidad.
  • Cirugía: Se pueden extirpar quirúrgicamente las zonas del músculo cardíaco responsables de la arritmia. Sin embargo, debido a la ablación con catéteres cardíacos, este procedimiento ha dejado de ser habitual.

Si el paciente sufre de fibrilación auricular, la "cirugía del laberinto" puede ser útil. Este método consiste en realizar muchas incisiones pequeñas en las aurículas, lo que debería conducir a una nueva vía uniforme para el impulso eléctrico.

Terapias especiales

  • La medicación se utiliza para intentar normalizar el ritmo cardíaco en la fibrilación auricular.
  • Si las convulsiones se deben al síndrome de WPW, también se prueba con medicamentos o se cortan las fibras musculares sobrantes.
  • Los pacientes con taquicardia ventricular reciben un desfibrilador cardioversor implantable. Se trata de un intento de prevenir la fibrilación ventricular, que puede ser mortal. También puede utilizarse el fármaco amiodarona.
  • Si el bloqueo AV es más grave, puede utilizarse un marcapasos. Lo mismo puede hacerse en el caso de una disfunción del nódulo sinusal.

Previsión

El pronóstico depende tanto del tipo de arritmia como de la enfermedad subyacente. Las arritmias cardíacas son especialmente peligrosas cuando van acompañadas de una cardiopatía coronaria o una insuficiencia cardíaca.

Si no hay ninguna otra enfermedad cardíaca, las arritmias cardíacas pueden ser a menudo mucho menos peligrosas.

Pronóstico específico

  • Fibrilación auricular: En este caso, el pronóstico depende de la duración y del riesgo de sucumbir a un ictus, ya que las condiciones alteradas de flujo de la sangre favorecen la formación de coágulos.
  • Síndrome de WPW: A veces pueden producirse arritmias cardíacas peligrosas, pero en ciertos casos pueden tratarse de forma óptima con la ablación por catéter.
  • Taquicardia venticular: El pronóstico es mucho mejor en este caso, que está relacionado con el uso de desfibriladores cardioversores implantables.
  • Bradicardia: En este caso no cabe esperar limitaciones, sobre todo gracias a la implantación de un marcapasos.
  • Fibrilación ventricular: La fibrilación ventricular es una arritmia cardíaca potencialmente mortal que debe ser tratada por un médico.

Principios editoriales

Toda la información utilizada para los contenidos procede de fuentes verificadas (instituciones reconocidas, expertos, estudios de universidades de renombre). Concedemos gran importancia a la cualificación de los autores y a la base científica de la información. Así nos aseguramos de que nuestra investigación se base en hallazgos científicos.

Olivia Malvani

Olivia Malvani
Autor

Como estudiante de ciencias de la nutrición, escribe artículos de revista sobre temas médico-farmacéuticos de actualidad y los combina con su interés personal por la nutrición preventiva y la promoción de la salud.

Mag. pharm Stefanie Lehenauer

Mag. pharm Stefanie Lehenauer
Lector

Stefanie Lehenauer es redactora freelance para Medikamio desde 2020 y estudió Farmacia en la Universidad de Viena. Trabaja como farmacéutica en Viena y su pasión son las hierbas medicinales y sus efectos.

El asistente personal de medicamentos

afgis-Qualitätslogo mit Ablauf Jahr/Monat: Mit einem Klick auf das Logo öffnet sich ein neues Bildschirmfenster mit Informationen über Medikamio GmbH & Co KG und sein/ihr Internet-Angebot: medikamio.com/ This website is certified by Health On the Net Foundation. Click to verify.
Medicamentos

Busca aquí nuestra extensa base de datos de medicinas de la A a la Z, con efectos e ingredientes.

Sustancias

Todas las sustancias activas con su aplicación, composición química y medicinas en las que están contenidas.

Enfermedades

Causas, síntomas y opciones de tratamiento para enfermedades y lesiones comunes.

El contenido que se muestra no sustituye al prospecto original del medicamento, especialmente en lo que respecta a la dosis y el efecto de cada uno de los productos. No podemos asumir ninguna responsabilidad por la exactitud de los datos, ya que los datos se han convertido en parte de forma automática. Siempre se debe consultar a un médico para el diagnóstico y otras cuestiones de salud. Más información sobre este tema se puede encontrar aquí.